Fans buscan a sus ídolos, pero lo único que obtienen son jetas

Cuauhtémoc Blanco es la persona más buscada en Televisa Chapultepec por los empleados de esa empresa, ya que a raíz de su participación como analista en el programa La jugada de la Copa Confederaciones todos quieren tomarse una fotografía con él o sacarle un autógrafo, cosa que no lo tiene tan contento.
Según fuentes al interior de la televisora, el delantero de los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en la División de asenso del futbol mexicano, no ve con buenos ojos que lo interrumpan cada dos pasos en su camino al foro de grabación de La jugada con peticiones.
Son varios los que se han quejado de la falta de cortesía del goleador, quien no sonríe en las instantáneas, saluda sin ganas a sus fanáticos, en su mayoría miembros de las demás producciones que se realizan en Chapultepec, y apenas garabatea al momento de dar su firma, que jamás está dedicada a quien la pide con entusiasmo.
Incluso, hay quien lo espera afuera del foro hasta cerca de la media noche para conseguir un saludo o una fotografía con el último ídolo americanista, pero éste corresponde con prisa y sin ningún tipo de entusiasmo, pese a tener fama de sencillo por su origen humilde.
OTRO MAMILA
En el mismo sentido se han expresado del argentino Javier Mascherano, también analista invitado de La jugada, quien difícilmente accede a saludar a alguien, pues además siempre entra de incógnito a las instalaciones de la televisora. De acuerdo con el testimonio de un trabajador del área de noticieros del Canal 4, el mediocampista del Barcelona y seleccionado argentino le pidió que le trajera un café y algo de comer, a cambio de una fotografía autografiada.
Con una semana de transmisión, la mayoría de los empleados de Televisa Chapultepec ya aprendieron que no deben acercárseles con afán de obtener un recuerdo de sus ídolos, pues éstos con su actitud dejaron en claro que no se deben a la gente, sino al dinero que les pagan por sus comentarios sobre la Copa Confederaciones.