Puebla, 19 Jun (Notimex).- El director de Artes Circenses de la Universidad Mesoamericana, Julio Alberto Revolledo Cárdenas, es el único iberoamericano invitado a formar parte del jurado del Circus Awards en Rusia.

En entrevista con Notimex, el historiador mexicano explicó que Rusia y China son los dos países con mayor tradición circense, y ésta es la primera ocasión que se organiza un festival de tal magnitud.

Apuntó que Rosgoscirk, empresa estatal del circo ruso, y el Ministerio de Cultura de Rusia son los que organizan el Circus Awards, algo así como los Premios Oscar pero del Circo.

Rosgoscirk es considerada la más grande del mundo, toda vez que aglutina a más de seis mil artistas circenses y dos mil 600 animales. Ha producido espectáculos tradicionales, de circo-teatro, circo nuevo como ninguna otra empresa en el mundo en casi un siglo de existencia.

La premiación internacional se llevará a cabo en Sochi, ciudad que tiene una gran tradición circense, “han invitado a 13 jurados internacionales y tuve el privilegio de ser uno de ellos, además, soy el único iberoamericano que ha sido invitado para esta ocasión”, comentó.

Julio Alberto Revolledo detalló que el certamen tendrá dos etapas, en la primera, el público votará a través de Internet por sus artistas favoritos, mientras que en la segunda etapa el jurado elegirá a los ganadores en distintas categorías: Mejor actuación, mejor producción musical, mejor puesta en escena, entre otras.

“Es algo novedoso impulsado por Rusia para generar un poco de competencia con el Festival de Montecarlo, considerado el evento más importante de Circo que sucede en el mundo”, acotó.

Sobre la tradición circense en México, Revolledo Cárdenas consideró que tiene mucha fuerza, aunque la desaparición de animales en circos “le ha dado un golpe brutal y el público no asiste cómo lo hacía hace seis meses”.

Añadió que el mercado está dañado “por una competencia política, más que por una conciencia de trato animal, porque se debe tratar bien a los animales y eso no implica desaparecerlos de la escena”.

El historiador resaltó que a pesar de lo anterior están surgiendo grupos a nivel nacional en Guadalajara y Monterrey, lo que va a madurar en las nuevas empresas de circos mexicanos a la vuelta de 10 años o menos.

“El circo tiene demanda y la gente es un excelente público, el mexicano es cirquero más que en otras naciones de América Latina”, puntualizó el directivo de la Universidad Mesoamericana.

Destacó que en México se le ha dado el nivel de licenciatura al arte circense y son pocos países los que lo han hecho como Francia, Rusia, Noruega y Finlandia, todos de primer mundo, “necesitamos que a los jóvenes de preparatoria les interese el arte circense, incorporar desde edad temprana este gusto”.

Por lo anterior, dijo, Puebla se ha convertido en la capital del arte circense, y la licenciatura tiene 30 alumnos por año escolar y se titulan unos 12 jóvenes.