Morelia, México (AP) — El cineasta habló en conferencia de prensa sobre su nuevo filme “Roma” acompañado por las actrices de la etnia mixteca Nancy García y Yalitza Aparicio, quienes interpretan a jóvenes indígenas como las que trabajaron en la casa de Cuarón durante la década de 1970 en la Ciudad de México.

“Esperamos que a partir de esta película se le dé el valor a las empleadas domésticas”, dijo García.

“Se trata de ver esa igualdad como seres humanos, de no hacer menos a alguien por su nivel socioeconómico, por su raza, por su género… Las empleadas domésticas fuera de la casa también tienen una vida”, dijo Aparicio.

El director intentó transmitir problemáticas de racismo y clasismo a través de su película. Según Cuarón, esto persiste en la actualidad en México y se ha agudizado la brecha entre ricos y pobres.

“Nos cuesta mucho trabajo culturalmente, no lo digo individualmente, aceptar ese enorme problema que es el racismo en este país… El clasismo es tan espantoso como el racismo, pero lo peor es que las dos cosas están totalmente conectadas en nuestro país”, dijo el mexicano.

El director galardonado con el Oscar por “Gravity” y merecedor del León de Oro en Venecia por “Roma” también se expresó a favor de la caravana de inmigrantes centroamericanos que cruza por México, la cual ha generado contrastantes mensajes de apoyo y rechazo entre los mexicanos.

Cuarón destacó la similitud entre algunos comentarios recientes contra los migrantes y aquellos que durante su campaña presidencial realizó Donald Trump, quien dijo que los migrantes mexicanos eran “violadores” y “criminales”.

El cineasta también estuvo acompañado por la actriz Marina de Tavira, quien interpreta a su madre en la cinta creada a partir de sus memorias de la infancia, y del actor Fernando Grediaga, quien hace el papel del padre ausente de la familia. Al igual que las dos actrices mixtecas, Grediaga no tenía ninguna experiencia previa en la actuación antes de que Cuarón lo convenciera de sumarse al proyecto tras conocerlo en un concierto de rock en la Ciudad de México.

“El día que fui a escena por primera vez pensé que me iba a correr, que iba a quedar como una gran anécdota, y no me corrió, no sé por qué. Espero haberlo hecho bien”, recordó Grediaga, quien trabaja en una empresa discográfica.