Por Edelmiro Franco/ Enviado

Cartagena, 17 Mar (Notimex).- El director de cine Rodrigo García Barcha descartó llevar a la pantalla alguna de las obras de su padre el Nobel Gabriel García Márquez (Gabo), porque su mundo es «muy diferente» al del autor de «Cien años de soledad».

El categórico rechazo lo dio García Barcha en un conversatorio en el marco del 55 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) sobre su última película «Last days in the desert», que hoy cerrará el festival en este balneario del Caribe.

«No lo haría bien porque mi mundo es muy diferente al de Gabo. No me imagino cómo empezaría», sostuvo García Barcha, quien es exigente con su trabajo y un gran admirador de la obra literaria de su padre que está por encima de cualquier proyecto cinematográfico.

Admitió que su padre lo influyó para contar bien sus historias en los guiones, que es su oficio y el ambiente en la casa paterna le permitió crecer mucho para su futuro profesional.

Recordó que Gabo en su casa vivía contando y escribiendo historias, guiones y charlas prolongadas con personalidades del cine, la literatura y las artes en general.

Entre sonrisas y con cierto humor, dijo que si él hiciera una película sobre una novela o un cuento de García Márquez, lo que va importar al final es hablar de la obra de Gabo y «no de mi película».

Cuando el hijo de Gabo dio la respuesta, el auditorio lo ovacionó como una forma de respaldar su posición de mantener la obra de su padre alejada de intenciones cinematográficas, porque muchos que han llevado relatos de García Márquez al Séptimo Arte han salido mal librados.

El último filme del hijo de Gabo estará en premier este martes 17 en el colonial Teatro «Adolfo Mejía», en el centro histórico de Cartagena, en la ceremonia de cierre del 55 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias.

La película de García Barcha, protagonizada por Ewan McGregor, Tye Sheridan, Ayelet Zurer, Ciarán Hinds y Susan Gray, se separa de la tendencia de sus filmes anteriores, en donde priva el protagonismo de personajes femeninos e incursiona en el cine de corte religioso.

El drama que presenta García Barcha en «Last days in the desert» va más allá de los días de Jesús en el desierto, hablando de las intensas relaciones entre un padre y sus hijos, con profundas reflexiones filosóficas y bíblicas.

Contó que el proyecto para madurar la idea de la película duro cuatro años, tres pensando el guión y cinco semanas escribiendo la historia, después de tener clara toda la trama, los personajes y sus edades, y el perfil de los actores que iba a utilizar en la producción.

«Para mí los personajes y sus edades son muy, pero muy importantes, porque no es lo mismo como piensa y actúa un joven de 20 años a una persona de 35 o 40», explicó.

García Barcha aseguró que aún no tiene una explicación porque la idea de hacer un película sobre los últimos días de Jesús en el desierto.

«Fue una idea un poco extraña y la verdad que no sé de dónde salió, pero lo cierto es que llegó con mucha fuerza», afirmó el director, quien admitió que la historia después de concebirla lo atrapó de principio a fin.