París, 10 Feb (Notimex).- La Corte Correccional de Grasse, sur de Francia, comenzó hoy un juicio contra un antiguo electricista del pintor español Pablo Picasso (1881-1973), Pierre Le Guennec, por el presunto tráfico de 271 obras del artista.

Le Guennec y su esposa fueron acusados por los abogados de la familia Picasso por el delito de encubrimiento de obras robadas que la pareja de jubilados afirma haber recibido legalmente y que mantuvo durante casi 40 años en un garaje.

El electricista de Picasso sostuvo en la primera audiencia, celebrada hoy, que la familia del artista le regaló las obras, entre las cuales figuran pequeños óleos y dibujos, para pagarle algunos de sus servicios y como muestra de agradecimiento y de amistad.

Sin embargo, Jean-Jacques Neuer, abogado de la familia, acusó hoy al electricista de ser la cobertura de un caso internacional de blanqueo de obras de arte.

“Le confiaron a él las obras porque él había tenido relación con Picasso”, comentó en la vista judicial a la que asistió Claude, uno de sus hijos.

El abogado de los herederos del autor de obras como el “Guernica” reprochó a la pareja que no recuerde cuándo recibieron las obras y diversas irregularidades que prueban, en su opinión, que están siendo instrumentalizados para “blanquear” la salida de las obras al mercado de arte de manera legal.

En su defensa, el litigante de la pareja, Charles-Etienne Gudin, afirmó que solamente una decena de obras del pintor que aportó la pareja tienen un cierto valor y que el pintor y escultor nunca intentó vender esas piezas.

El “tesoro” de Picasso en posesión de la pareja de retirados está compuesto principalmente por 28 litografías, varias obras cubistas y bocetos de dibujos y fueron pintadas por el artista entre los años 1900 y 1932.

El caso estalló en 2010 cuando el electricista visitó la Administración Picasso para obtener el certificado de autentificación de los cuadros que expide la gerencia oficial del artista.

La pareja se arriesga a ser condenada a cinco años de prisión de acuerdo con fuentes judiciales.

Se espera que el juicio, en el que desfilarán siete testigos, entre ellos reconocidos expertos en la obra de Picasso, quede listo para sentencia esta misma semana.