Quién diga que le encanta hacer la «talacha» del hogar, seguramente está mintiendo. La gran mayoría, si no es que todos, le damos mil vueltas y nos da una inmensa flojera la limpieza de la casa; sin embargo, es una tarea obligada para mantener nuestro espacio limpio, sentirnos bien y evitar enfermarnos.

Lo cierto es que por mucho tiempo que le dediquemos a la limpieza del hogar, no siempre es tan fácil librarnos del polvo, la pelusa y hasta los terribles pelos del piso.

La buena noticia es que existe un truco poco conocido para eliminar este «trío de suciedad» del piso sin sudar la gota gorda y en solo unos minutos. Toma nota y haz que tu piso quede rechinando de limpio en cuestión de minutos.

Se trata de un truco para eliminar polvo, pelusa y pelos del piso sin esfuerzo, ¡mejor que barrer! Toma nota…

Necesitas:

1 taza de té negro caliente
2 calcetínes gruesos
Aceite de almendras
Aspiradora
Trapeador
Cubeta
Jalador
Agua

Cómo hacerlo:

El primer paso es aspirar el piso. Luego mete el calcetín en la base del jalador y limpia con él el piso, tal y como lo harías al trapear. Llena la cubeta con agua y agrega una taza de té negro y trapea el piso con esta mezcla. Deja secar y ya que el piso esté completamente limpio, coloca el otro calcetín en el jalador, echa unas gotitas de aceite de almendras para que tu piso quede literal rechinando de limpio.

Con este truco para eliminar polvo, pelusa y pelos, tu piso se mantendrá limpio por más tiempo, sin que te desgastes, ¡un sueño hecho realidad!