Molly Schuyler, madre de cuatro niños, participó en el concurso de comer hamburguesas lo más rápidamente posible, en un restaurante de comida rápida en Washington, Estados Unidos.

Molly logró vencer a sus contrincantes y ganó la competencia al ingerir 21 hamburguesas en sólo 10 minutos.

La mujer de 35 años, es originaria de Nebraska y una profesional en el circuito de las competencias de comida.

En 2015, rompió el récord al comerse dos kilos de filetes en 20 minutos y, en otra ocasión, se engulló 363 alas de pollo en 30 minutos.