Todos hemos estudiado la cultura europea a partir de libros, fotos o documentales, pero ninguno de estos materiales nos dejará tantas enseñanzas como viajar a los distintos rincones de Europa. Si tienes la oportunidad de visitar el Viejo Continente debes hacerte una escapada a alguno de estos museos.

Claro está que los libros, los documentales e incluso las fotografías son grandes fuentes de aprendizaje, sin embargo, una de las mejores alternativas para aprender sobre un sinfín de cosas es viajar. No sólo se trata de una experiencia enriquecedora a nivel personal, sino que también es la oportunidad de sumergirte de lleno en una cultura desconocida.

LOUVRE – PARÍS (FRANCIA)
El museo más visitado por los turistas de todo el mundo alberga obras emblemáticas como la sonrisa de Mona Lisa o el repositorio de Napoleón. Este museo, también considerado el más famoso de todos a nivel mundial, tiene una colección de arte que recorre varios siglos de la historia de la humanidad.

MUSEO KUNSTHISTORISCHES – VIENA (AUSTRIA)
Con el objetivo de reunir en un mismo lugar las colecciones imperiales de los Habsburgo, el emperador Franz Joseph decidió dar vida al Museo Kunsthistorisches. Entre sus más destacadas obras se encuentran: una colección de Pieter Brueghel el Viejo, así como una escalinata de pinturas de Gustav Klimt.

GALERÍA NACIONAL- MUSEO ALEXANDROS SOUTZOS – ATENAS (GRECIA)
Una amplia variedad de obras de arte tienen lugar en este museo ubicado en la ciudad de Atenas, pero sin duda unas que acapara la atención de cualquier visitante son las obras griegas desde la época post-bizantina hasta los tiempos modernos. Obras de El Greco o Jacob Jordaens figuran entre sus principales baluartes.

GALERÍA UFFIZI – FLORENCIA (ITALIA)
Pese a que su traducción suena un tanto simplista (“la galería de oficinas”), la realidad es que en las paredes de esta galería tienen lugar obras que dibujan lo que fue una etapa como el Renacimiento. Botticelli, Da Vinci, Miguel Ángel o Rafael son tan sólo algunos de los reconocidos artistas que se esconden en este museo de Florencia.

GALERÍA NACIONAL- PALACIO VELETRŽNÍ – PRAGA (REPÚBLICA CHECA)
Los aficionados al arte checo, eslovaco y occidental no pueden dejar de visitar las grandes colecciones que tienen lugar en esta galería ubicada en la capital de la República Checa. Entre las obras más destacadas figura la epopeya eslava, una serie de 20 grandes lienzos de Alfons Mucha.

MUSEO NACIONAL – ESTOCOLMO (SUECIA)
Ubicado en el paseo marítimo de la península de Blasieholmen, el Museo Nacional conserva colecciones que describen el arte en diversas etapas de la historia de la humanidad. Algunos de los artistas que se pueden disfrutar en este museo son: Carl Larsson, Ernst Josephson, Carl Fredrik Hill y Anders Zorn, entre otros.

MUSEO CALOUSTE GULBENKIAN – LISBOA (PORTUGAL)
Este museo heredó su nombre de Calouste Gulbenikan, un hombre de negocios armenio que consideraba a las obras de artes como sus “hijos”. Fue tanta su pasión que a lo largo de su vida llegó a tener una de las colecciones de artes más admiradas a nivel mundial. Las obras que allí se encuentran hacen un recorrido desde la Antigüedad hasta el siglo XX.

MUSEO RIJKS – AMSTERDAM (HOLANDA)
Luego de una extensa renovación, en abril del pasado año el museo tuvo una gran reapertura. Esta casa de arte ubicada en la plaza de los museos de la capital holandesa alberga gran cantidad de obras de arte e historia. Sin duda, las obras de Rembrandt, Frans Hals y Johannes Vermeer son las más aclamadas por sus visitantes.