De los creadores de ‘La Tierra tiene forma de dona’ y ‘Quiero más atención y dinero, porfa’, esta ocasión te traemos una peculiar historia sobre un grupo de personas que aseguran que nuestro planeta es plano.

Una comunidad formada mayormente por jóvenes, de entre 18 y 24 años, forman parte de esta nueva teoría conspirativa que está incrementando su popularidad.

Atrás quedó el fenómeno ovni, pues esta nueva idea, que ha sido científicamente desacreditada, ha ido ganando seguidores conforme avanza el tiempo.

Logan Paul es un famoso YouTuber que sube contenido sobre diferentes temas, pero acaba de reconocer que apoya la teoría de que la Tierra es plana y espera ser la primera persona en demostrarlo gracias a una expedición a la Antártida.

En su persecución narcisista, Paul aseguró ante la revista Forbes que él es ‘ese tipo que llegará al límite’.

El influencer comparó este descubrimiento con una aparente ‘salida del clóset’, pues dijo que quiere conocer toda la verdad que se le ha ocultado al mundo y así ser un ferviente defensor del movimiento.

El personaje señaló que hay bastantes sucesos que indican un misterio en nuestro planeta:

2El hecho de que no hayamos estado en la Luna en más de 50 años o que este satélite emita su propia luz. Algunos de los mejores científicos no pueden explicar la gravedad como Neil deGrasse Tyson, Bill Nye, ¿y sí ellos incluso saben?”

Esta no es la primera vez que Paul se ve inmiscuido en temas polémicos, pues hace un año subió un video en el ‘bosque de los suicidios japonés’ donde grabó el cadáver de un hombre que se había suicidado recientemente, convirtiéndolo en blanco de sus bromas.

YouTube decidió desmonetizar su canal durante algún tiempo y el chico tuvo que pedir disculpas por lo ocurrido.

Sin embargo, este joven no es el único que quiere embarcarse en una aventura que demuestre que la Tierra es plana, pues Robbie Davidson y un grupo de personas realizarán un crucero a la Antártida en 2020.

Los terraplanistas disfrutarán de restaurantes, piscinas e incluso de olas de surf artificiales, pero estos estudiosos no cuentan con un único y grave problema: los sistemas de navegación se basan en el hecho de que la Tierra es redonda.