¿Tienes vinagre blanco en tu casa? ¿Lo ocupas solo para ensaladas u otros platillos? Déjame decirte que, si tu respuesta es afirmativa, lo estás desaprovechando y mucho.

El vinagre tiene diversos usos y beneficios no solo para tu salud sino también para el cuidado de tu hogar. Un estudio de la Universidad de Lund (Suecia) asegura que el vinagre blanco es capaz de neutralizar bacterias y gérmenes, incluso los que provocan tuberculosis y la lepra.

Hace poco fui a la casa de una de mis tías y me sorprendió ver que remojaba un papel higiénico en vinagre blanco. De verdad, no daba crédito de lo que mis ojos veían, pero al verla tan segura haciéndolo le pregunté qué lograba con esto.

Ella se limitó a señalar cada espacio de su cocina: azulejo, fregadero, llaves y cualquier otra superficie, brillaba como anuncio de comercial.

Por si esto no fuera poco, también me llevó al baño y me presumió lo limpio que estaba. Al ver mi rostro, no le quedó de otra que pasarme su receta secreta:

Un vaso de vinagre blanco

Un rollo de papel higiénico

¿Cómo hacer las toallas húmedas?

1. Solo necesitas colocar el rollo de papel en un envase de plástico y posteriormente, rociarlo con el vaso de vinagre blanco hasta que esté completamente húmedo.

2. Déjalo reposar por unos 5 minutos, sacar el cartón del papel y tapa el recipiente.

¡Sácale provecho!

Como limpiador de suelos. Los dejará brillantes y creará un efecto antipolvo en ellos.

Espanta hormigas. Olvídate de estar gastando en repelentes de insectos. Estas toallitas de vinagre ahuyentarán a cualquier habitante indeseable.

En tus cristales y espejos. Solo pasa las toallitas remojadas en vinagre blanco y su efecto será glorioso.

Limpia baños. Eliminarás la cal de los grifos y duchas con la ayuda del papel mojado en vinagre blanco.

Vasos y copas como nuevos. Después de lavarlos, pásales el papel remojado en vinagre blanco y déjalos secar.

Elimina malos olores. Recorta unos cuantos papeles mojados en vinagre y déjalos secar al lado de tu fregadero o en cualquier superficie de tu cocina. ¡Notarás la diferencia!

Para evitar que tu perro se orine. Deja pedazos del tamaño de la palma de tu mano en ciertas partes donde acostumbre orinarse tu mascota. El vinagre, por su carga de ácido acético, producto de la fermentación acética del alcohol etílico, tiene una alta acidez que lo hace muy eficaz para evitar que los perros se orinen en cualquier parte.

Ahora solo debes esperar al momento de limpiar y notarás cómo las superficies quedan brillantes, limpias y libres de gérmenes. Así de sencillo y fácil será.