Cd. Victoria, Tamaulipas.- El Gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, realizó guardia de honor en el homenaje de cuerpo presente a la escritora tamaulipeca Altaír Tejeda de Tamez. Acudieron el alcalde capitalino, Alejandro Etienne Llano, con su esposa, Katya Salinas de Etienne; Ramiro Ramos Salinas, diputado presidente del Congreso del Estado; Libertad García Cabriales, titular del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes (ITCA); familiares de la escritora, comunidad artística y sociedad civil.

La Maestra Altaír Tejeda de Tamez es un gran referente de las letras norestenses. Fue narradora, poeta, cuentista, dramaturga, ensayista y servidora pública ejemplar. En honor a su legado literario, se llevó a cabo un distintivo homenaje, este 18 de septiembre, en la explanada de la Casa del Arte de Victoria.

Durante el evento, el dramaturgo victorense Medardo Treviño, discípulo de la Maestra Altaír, leyó una semblanza de la creadora tamaulipeca. Además se ofreció un repaso por la obra que la emblemática escritora realizó. De parte de la comunidad cultural del estado, Larisa López, Sandra Balderas y Marisa Avilés, realizaron lecturas de fragmentos literarios de sus escritos.

En representación del Gobierno de Tamaulipas, Libertad García Cabriales, habló del importante legado de la obra de la creadora tamaulipeca. “Gracias Altaír, porque con tu palabra fortaleciste lo que somos y lo que soñamos. Porque por el amor y la lealtad que le tuviste a tu tierra, te convertiste en un referente de las letras norestences y nacionales.”

“Altaír sabía que el mejor homenaje que Tamaulipas podía hacerle, es leer su obra. El mejor homenaje es atisbar en su ventana, en sus letras, en su sensibilidad, en esta manera de contar la vida y sus desafíos”, expresó García Cabriales.

Por parte de la familia, Antonio Tamez Tejeda, hijo de la homenajeada, agradeció al Gobierno de Tamaulipas por este emblemático reconocimiento que se realizó a su madre.

Altaír Tejeda Treviño nació en Ciudad Victoria, Tamaulipas, el 22 de octubre de 1922. Larga vida fue la suya, plena de trabajo, escuela, escritura y cariño. Hija de maestros, los profesores Rafael Tejeda Puente y Elvira Treviño, hizo sus estudios profesionales de docencia y letras en la Universidad Nacional Autónoma de México. La enseñanza sería una de sus más grandes entregas profesionales, la otra fue la literatura.

Su producción literaria –recopilada en ocho libros de poesía, siete de cuentos, dos novelas y múltiples obras de teatro– es el testimonio de una mujer que desde la adolescencia cultivó la escritura e hizo del noreste de México; de sus habitantes, de sus paisajes y de sus historias, el centro de sus observaciones y temas.

Con estas acciones el Gobierno del Estado refrenda que el valor supremo de Tamaulipas es su gente e invita a los tamaulipecos a celebrar la memoria de Altaír Tejeda de Tamez rindiendo el mayor homenaje que un escritor puede recibir, que es la lectura de su obra literaria en el presente.

22

33