Su representante emitió un comunicado luego de una polémica por una entrevista de la mexicana hecha en 2009.

La estrella del pop recibió este lunes una avalancha de críticas en las redes sociales cuando varios medios de comunicación publicaron imágenes de Thalía ataviada con la indumentaria típica de una cacería y sujetando con sus manos una llamativa escopeta: instantáneas que realmente pertenecen a un reportaje fotográfico realizado en 2009 para la revista del Wall Street Journal y que, de forma errónea, se asoció rápidamente a una hipotética afición a la caza de animales salvajes.

Convencida de que el ruido mediático provocado por semejante malentendido -y por un video titulado ‘Thalía mata animales por diversión’ que circula por la red- podría poner en peligro su buena reputación, los representantes de la estrella mexicana han emitido un duro comunicado en el que acusan a los informadores de haber sacado de contexto las instantáneas para presentarla como una sanguinaria amante de las armas de fuego, sobre todo al ignorar que en la entrevista concedida a la publicación estadounidense Thalía únicamente hablaba de las sensaciones que le producía la práctica del “tiro al plato”, cabe destacar que apenas la semana pasada la también actriz mexicana, Lucero, protagonizó un escándalo en las redes sociales al publicarse en una revista de espectáculos una serie de fotografías posando en compañía de su actual pareja con animales muertos producto de esta afición.