Los representantes de la organización Creamos México entregaron hoy en Televisa Chapultepec dos cajas con 4 mil 800 hojas que contenían 150 mil 200 firmas de personas, quienes exigen a la empresa que cancele el programa de la conductora Laura Bozzo, a raíz de que se hizo pasar por rescatista durante la emergencia por las inundaciones en Guerrero y usó una ambulancia aérea del gobierno mexiquense para montar su show.

“Vamos a estar pendientes de si Televisa le va a apostar a la vulgaridad o a la calidad. Con esta entrega de firmas la pelota está en su cancha”, informó a las puertas de la empresa Jesús Manuel Acuña Méndez, el joven presidente de la asociación surgida en Sonora.

No obstante, tres jóvenes miembros de la organización tuvieron que tocar distintas ventanillas, ya que en Televisa Chapultepec no querían recibir las cajas con la petición.

En la recepción principal un empleado de nombre Hans les dijo que no las recibiría; en la puerta trasera un policía les dijo que tampoco en ese lugar iba a recibir las hojas.

Y en la oficialía de partes, donde existe una ventanilla que indica “Correspondencia Televisa”, un empleado les dijo que, por instrucciones “del asistente del señor Azcárraga”, sólo podrían dejar las cajas en Televisa San Angel ante la producción del programa de la conductora aludida.

“No me permiten recibírselas y si quieren dejarlas no las firmaré de recibido”, dijo el empleado, quien se escondió el gafete para no ser identificado.

Sin embargo, en cuanto arribaron otros empleados de seguridad, y después de un par de llamadas, los peticionarios pudieron dejar las firmas. Signó de recibido una persona llamada Juan F. Gortárez, quien rubricó como “seguridad privada corporativa gerencia”.

El líder de Creamos México, quien fue presidente de la Asociación de Mexicanos en Harvard, señaló que antes de acudir a Televisa habló una treintena de veces con el área de Relaciones Públicas de la empresa, a cargo de Lourdes Dousagge, quien dijo que no recibiría la petición.

“Da la coincidencia que esta persona fue una de las dos testigos de la boda de Laura Bozzo”, comentó el entrevistado.

Luego mencionó que tampoco pudo contactarse con José Bastón Patiño, el ejecutivo encargado de contenidos de la televisora, quien aparentemente está de viaje.

“Bozzo es el símbolo de la vulgaridad y el morbo. No pueden dar un doble discurso, decir que están a favor de la calidad educativa, si tienen estos programas que educan a la gente. La exigencia es que cancelen el programa de la figura estelar de Televisa donde no haga daño, como hizo en Guerrero”, dijo.

Como testigo de la entrega acudió Ana Laura Lozano Hernández, la coordinadora de campañas de la organización Change.org México, la plataforma electrónica que usaron los convocantes para recabar las firmas.

“Cuando vimos lo del montaje (de Bozzo en Guerrero) ya nos pareció excesivo, obsceno, lo platicamos y decidimos lanzar la iniciativa de firmas. La abrimos el día 25 de septiembre y en 48 horas ya habían firmado 100 mil personas; en dos semanas llevamos más de 150 mil”, dijo en entrevista.

De acuerdo con la representante de Change.org, la iniciativa de los sonorenses rompió récords en la historia de la plataforma electrónica, ya que en sólo dos días recabó 100 mil firmas en contra del programa de la peruana. Lo anterior a pesar de que hay aproximadamente 80 peticiones abiertas en repudio a Bozzo, algunas exigiendo que sea expulsada del país.

“Nunca había habido una reacción tan inmediata, tan grande, en tan poco tiempo. Es normal que la gente reaccione así pero después de un tiempo siempre baja el ritmo, pero esta petición sigue recabando firmas”, reveló.