El 28 de noviembre de 2014 falleció Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito, considerado uno de los mejores humoristas de todo el mundo.

Actor, comediante, escritor, guionista, compositor, cantante, director y productor, es conocido alrededor del globo por su papel de El Chavo del 8 y El Chapulín Colorado.

Aunque ganó fama cuando tenía 44 años, su carrera inicio cuando tenía 23, haciendo guiones para películas y programas de radio y televisión, como la mayoría de las producciones de Viruta y Capulina.

A cuatro años de su fallecimiento, te presentamos 8 curiosidades de Chespirito:

Su carrera como actor comenzó a los 39 años, cuando le dieron la oportunidad de participar en el programa Los super genios de la mesa cuadrada en 1938; pues al ser el guionista era el único que conocía los diálogos de un actor que no llegó a la emisión, misma que era en vivo. Poco a poco, tras darse cuenta de su gusto por la actuación, fue teniendo más apariciones.

Chespirito comenzó la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México, pero no concluyó sus estudios.

Asimismo, en la secundaria fue campeón de boxeo, aunque tampoco se decidió por hacerlo de manera profesional.

Su apodo de Chespirito se debe al diminuto de Shakespeare y le fue puesto por el director de cine Agustín P. Delgado, quien consideraba que el talento del humorista se asemejaba al del dramaturgo inglés.

Roberto Gómez Bolaños desarrolló una obsesión por la ‘Ch’, por ello su apodo comenzaba con esta letras al igual que todos sus personajes: Chapulín, Chavo, Chómpiras, Dr. Chapatín, El Chanfle, Chaparrón Bonaparte y Vicente Chambón. Aunque cabe destacar que al inicio fue una casualidad que la usara, pero al darse cuenta de su constante uso, agregó palabras como: chanfle, chiripiorca, chipote, etc.

Horacio Gómez Bolaños, su hermano, participó en algunos de los capítulos como Godinez, sin embargo su labor principal en la vida del comediante era como encargado del mercadeo de El Chavo del Ocho y del El Chapulín Colorado.

La canción del inició de El Chavo es una pieza del sintetizador de Jean Jacques Perry, ‘El elefante que nunca olvida’ adaptación de la Marcha Turca de Beethoven.

Durante el embarazo del actor su madre, Elsa Bolaños, tomó un medicamento para la gripa que por poco la hace abortar al comediante.

Gómez Bolaños no llegó a trabajar con Mario Moreno Cantinflas, pues tras acordar grabar una cinta juntas, no se llegó a un acuerdo económico con Moreno.