El pleito entre Adriana Lavat, de 41 años, y Rafael Márquez, de 35, quienes se divorciaron en abril de 2008, sigue dando de qué hablar y ahora ella arremete contra el futbolista, se defendió y negó ser mantenida y holgazana.

«Yo gracias a Dios trabajo, no sé por qué hay gente que dice que me debería poner a hacer algo. No saben cuánto se trabaja en esto, lo que pasa es que no lo ven, pero incluso mis hijos cuando me acompañaban a grabar me decían: ‘mamá… ¿tantas horas para una escena?’».

Todo este pleito se desató luego de que se diera a conocer que al parecer a Lavat no le son suficientes los 156 mil pesos de pensión que el deportista da para sus hijos Rafaela y Santiago.

«Gracias a Dios todos estamos informados en mi casa, mis hijos lo saben, pero de cómo se maneja y se tergiversan las cosas es triste y doloroso, y no se acaba. Estamos citados y tendré que asistir porque así me lo manda la ley y seguro que ahí lo veré».