Los Ángeles.-La actriz Ana de la Reguera consideró que la imagen de la mujer latina ha tenido un cambio favorable en los últimos años, lo que ha permitido que se les abran mejores oportunidades de trabajo.

«No me traumo diciendo ´quisiera ser más alta, delgada´. Ésta soy yo, una mujer latina, bajita, no me interesa dar la imagen de perfecta, yo creo que eso ha sido parte de que la gente se identifique conmigo.

«Las modelos no pueden transmitir nada más, porque su trabajo es ser un maniquí y cuando contratas a una actriz o alguien que es una conductora, puede dar ese extra de lucha, energía», aseguró.

La ganadora del Premio Canacine añadió que cada papel que ha hecho le ha enseñado mucho de mundos que no conoce, y afirmó que lo más importante en la vida es ser agradecidos con los demás.

«Creo que las oportunidades que me llegan las agradezco mucho y no me siento lo máximo, ni lo doy por un hecho, siempre tengo ese nervio de saber si me volverán a contratar o no. Todo el tiempo tengo que estar con esa actitud»,dijo.

ejb