Tras casi 20 años de trayectoria y varios éxitos televisivos, Angélica Rivera, de 49, se retiró de la pantalla chica en 2007, pues en 2008 comenzó un noviazgo con el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con quien se casó dos años después, manteniendo su matrimonio hasta 2019; sin embargo, a finales de febrero pasado, su relación se terminó, ya que él fue captado con otra mujer, y Angélica lo confirmó. Tras haber anunciado su divorcio del ex mandatario, la actriz quiere regresar a las telenovelas, pero esto no parece que vaya a ser tan fácil. Al respecto, una amiga de La Gaviota nos dio los pormenores:

Quiere que ya no la insulten en la calle.

¿Cómo se encuentra Angélica Rivera?

“Anunciar su separación con Enrique Peña Nieto fue una situación muy dolorosa para ella, pero ahora ya se encuentra más tranquila y viendo por su futuro, tal y como lo anunció en esa ocasión que mandó el comunicado”.

-¿Va a volver a las telenovelas?

“Eso es lo que ella desea, pues hace un mes se puso en contacto con los ejecutivos de Televisa, empresa donde laboró toda su carrera, para decirles que ya retomaría su trabajo como actriz y que la tomaran en cuenta para los proyectos que tienen en puerta. Lo que no se imaginaba era la reacción de los ejecutivos y de toda la televisora, ya que le dieron la espalda”.

¿Por qué?

“Es que le dijeron que su imagen estaba muy dañada por el momento y que no podían arriesgarse a contratarla, pues un proyecto con ella sería muy arriesgado y estaría condenado al fracaso; que no era el momento”.

¿Qué les contestó Angélica?

“Se sacó mucho de onda, ella esperaba que su televisora le abriera las puertas y que incluso le ofrecieran un protagónico, pero nada más alejado de la realidad. Le dijeron que un papel de buena nadie se lo creería, y que éste no era el momento indicado para su regreso”.

-¿Y de villana?

“Angélica ya había interpretado a una en 2003, en la telenovela Mariana de la noche, y en un inicio no quería un papel de mala porque lo que desea es recuperar el cariño de la gente, ya que su imagen está muy deteriorada y espera que vuelva a ser como cuando en 2007 encarnó a ‘La Gaviota’ en Destilando amor, convirtiéndose en la actriz mexicana más querida por todo el público, pero pues las cosas ya cambiaron, sobre todo desde el escándalo de la casa blanca, la cual dijo que la estaba comprando con su dinero, pero nadie le creyó”.

-Eso le afectó bastante…

“Muchísimo, y más cuando salió a defenderse de esas acusaciones en un tono muy agresivo, como regañando a la gente. Y luego, pues la mala gestión de Enrique la hundió más. Sin embargo, después de que le dijeron que no había manera de que le dieran una protagonista buena, Angélica se postuló para interpretar a ‘Catalina Creel’ en la nueva versión que harán de Cuna de lobos”.

-¿Y sobre ese proyecto qué pasó?

“Cuando se lo sugirieron a la productora de esta nueva versión, se negó rotundamente, pues ella desea que sea otra actriz la que interprete a ese personaje; desde entonces, se han manejado muchos nombres, como el de Silvia Navarro, Lucero, Rebecca Jones, Gaby Spanic, Cynthia Klitbo, Leticia Calderón y Laura Zapata”.

-Entonces, ¿Angélica tiene algunas posibilidades de obtener el papel?

“Los ejecutivos de Televisa mandaron a hacer encuestas para ver cómo reaccionaría el público al verla nuevamente en televisión y los resultados fueron negativos; y pese a que después hicieron otra encuesta para verla de villana, ni ahí fueron favorables las respuestas. Definitivamente, por ahora la gente no la quiere de vuelta en la televisión y así se lo manifestaron a ella”.

– ¿Y qué les contestó ella a los ejecutivos?

“Que lo pensaran bien, que ella era una persona muy famosa y mediática en este momento, que les convenía tenerla en su elenco. Como los ejecutivos siguieron insistiendo que no, Angélica les cantó que les dio muchos años de su carrera y trabajo, y que los apoyó con el contrato con Peña Nieto, que ahora no le podían dar la espalda. Les rogó que le dieran trabajo”.

-¿Pero por qué quiere tanto el trabajo, si Angélica ya debe tener suficiente dinero?

“Efectivamente, ella ya no necesita trabajar, no tiene ninguna necesidad económica, pero desea recuperar la buena imagen y prestigio que tuvo en el pasado, y que la gente no la insulte en la calle, como ha ocurrido recientemente, y sabe que la televisión la puede ayudar en eso”.

-¿Angélica ha dicho algo sobre este personaje?

“Sí, hace unos días comentó a un periodista que para ella sería un alto honor hacer algo que hizo la señora María Rubio (q.e.p.d.), que tendría una relevancia importante para ella, pero no ha querido hablar de más y comentar que hay alguna posibilidad de que obtenga el papel, pues prefiere no quemarse si es que la llegan a rechazar”.

-Entonces, ¿qué ocurrirá?

“Curiosamente, el ex marido de Angélica, el productor José Alberto El Güero Castro, está siendo el intermediario y la está apoyando para que le den el papel, pero realmente se ve muy complicado. A ella le han dicho que no y que espere un poco más a que mejore su imagen, pero hasta que anuncie la productora la decisión final, se sabrá. Por si las dudas, El Güero también está viendo proyectos donde la pueda incluir en caso de no ser la elegida para Cuna de lobos”.

-¿Y por qué no se ha animado a buscar en otra televisora?

“Ha tenido algunas pláticas muy serias con Telemundo y Netflix, y hasta se mencionó que Manolo Caro dirigiría su bioserie para esta plataforma, pero él lo negó rotundamente, es más, hasta le molestó que mencionaran su nombre para el supuesto proyecto. Así que no, hasta ahora no hay nada acordado. Por lo mientras, su hija Sofía ya dijo que su mamá regresaba con un importante proyecto y ahora sólo queda esperar”, concluyó.