El actor mexicano Pablo Lyle fue arrestado en el aeropuerto de Miami, Florida, el pasado 31 de marzo, cuando intentaba huir luego de haber golpeado con uno de sus puños a un hombre cubano de 63 años de edad.

De acuerdo con la orden de arresto difundida ayer por la mañana, un testigo relató que Lyle, de 32 años, iba de copiloto en un auto junto a dos personas, pero al pasar la salida del noroeste de la 27 avenida y la calle 14, el chofer del vehículo intentó dar una vuelta en “u” atravesándosele a otro carro, situación por la que el otro conductor le tocó el claxon, se bajó y golpeó la ventana justo en el asiento de Pablo. Tras esta reacción, el conductor del carro donde viajaba el histrión se bajó a reclamar, acto seguido, Lyle también descendió del auto y golpeó al hombre en la cara, llevándolo a caer inconsciente al piso.

En su declaración, Pablo Lyle confesó que decidió pegarle al cubano porque consideró que tanto su vida como la de su hijo de seis años corrían grave peligro, ya que el hombre se acercó con las manos arriba y pensó que lo agredería primero.

Tras su defensa ante un juez en los tribunales de Miami, Lyle fue puesto en libertad luego de pagar una fianza de 5 mil dólares (poco menos de 100 mil pesos), y además pudo viajar a México el lunes pasado, mientras que el señor de 63 años se encuentra en cuidados intensivos en el Hospital Jackson Memorial, debido a que el golpe le ocasionó una herida en el cráneo y un derrame cerebral que lo ha dejado en estado de coma.

Luego de su llegada a México, el actor Pablo Lyle evadió rotundamente a la prensa en el aeropuerto y no quiso hablar nada con respecto al delicado tema.