De acuerdo a una publicación, una amiga cercana a la actriz uruguaya, naturalizada mexicana, reveló: «la verdadera razón es que estaba muy preocupada por su seguridad. La obra trata temas relacionados con la delincuencia organizada, y en la gira por México visitarían algunos estados en los cuales hay problemas con el narco, y no se puede llegar por avión, sólo por tierra. Bárbara temía que en el camino sufriera algún incidente o un secuestro por parte del crimen organizado, pues ya la han amenazado varias ocasiones”.

«Desde 2014 se supo que Hacienda comenzó a hacer investigaciones en sus empresas por lavado de dinero, pues no les cuadraban las cantidades millonarias que manejaba, y desde entonces, tanto ella como personas cercanas a su familia empezaron a recibir llamadas de intimidación, y por eso tiene mucho miedo. Cuando supo por qué ciudades se realizaría la gira, prefirió no arriesgar su integridad”, agregó.

Finalmente, esta persona cercana a la artista aseguró que la postura de Bárbara está firmemente tomada y no cree que cambié de opinión al respecto. «Ella sólo verá por su seguridad y la de los suyos, y no se va a exponer, aunque le guste mucho la obra”.