Agencia México.- A pocas semanas de haber sufrido un secuestro exprés, Betty Monroe reveló más detalles del lamentable suceso que vivió en la Ciudad de México.

Durante la entrevista que ofreció al programa “Ventaneando”, Betty confesó que, ante la amenazada sobre el bienestar de hijos, fue que decidió no oponer resistencia y acceder a las peticiones de la persona que la privó de su libertad.

“Me metieron y me sacaron de mi casa, todo el trayecto de mi casa a donde me dejaron me fueron diciendo groserías y cosas muy feas, no quise intervenir porque cuando me dicen que saben de mis hijos, ahí supe que no estaban jugando”, explicó.

Posteriormente, la actriz mexicana narró el momento en que el sujeto la abandonó a su suerte encerrada en un auto con las manos atadas.

“Hubo muchos insultos y muchas cosas. Cuando me deja en el lugar, yo estaba muy desesperada, estaba muy asustada porque acabábamos de salir de mi casa y, estaba mi mamá ahí y Giovanna. Me preocupaba mucho la situación porque no sabía si había más personas o era solamente él. Al final, me ató las manos, atrás del asiento del auto, yo me quité los zapatos y con el pie bajé el vidrio de mi lado y le empecé a gritar a una señora que fue la que me auxilió, también un chavo de estos que reparten comida; no se querían acercar porque estaba amarrada, hasta que llegó seguridad pública”, dijo.

Finalmente, la artista confesó: “me vomité porque estaba muy asustada, quería saber de mi mamá, me llevaron a mi casa me dieron asistencia, no fui a una delegación, se me tomó la declaración en casa, me cuidaron mucho la verdad”.