Pese a que Camila Sodi, de 29 años, y Osvaldo Benavides, de 36, protagonistas de la telenovela A que no me dejas, negaron tener un romance en la vida real, luego de que los cacharan peligrosamente cerca a la salida de un restaurante, la pareja sigue dando de qué hablar debido a su comportamiento excesivamente afectuoso.

Hace unos días encontramos a los actores grabando el melodrama en Cancún, Quintana Roo, y ahí constatamos que durante las locaciones e incluso en sus días de descanso, se la pasan todo el tiempo juntos, abrazados y haciéndose cariñitos. También platicamos con una persona de la producción que nos habló de este intenso romance.

–Muy discretos no son, ¿eh?

«(Ríe) Sí, bueno, su ‘tirada’ era ser muy discretos, pero a veces les ganan las ganas y se les olvida que hay mucha gente a su alrededor y se ponen romanticones. Osvaldo se la pasa abrazándola y a ella le encanta porque se siente protegida».

–Pero Osvaldo tiene pareja, ¿o no?

«Él ya terminó su noviazgo con Tatiana, con quien duró 12 años y tiene una hija. Es un hombre de relaciones largas y no hubiera iniciado otra, sin estar libre. Camila estaba soltera, así que no tenía broncas».

–¿Ya no les importa guardar las apariencias?

«Con los de la producción ya no. Se pasean por los sets o las locaciones agarrados de la mano, se abrazan, se besan, incluso ahora los dos ocupan un mismo camerino o camper. Ahí se encierran las horas hasta que les avisan que tienen llamado para grabar. Te voy a confesar que ya hasta se hospedaron en un solo cuarto de hotel; hay mucha pasión entre ellos y se nota».