Mucho se dice que algunas canciones del reguetón contienen letras con violencia sexual hacia la mujer. GRUPO CANTÓN se dio a la tarea de acudir con la terapeuta para niños, Missia Villegas, y esto fue lo que nos dijo.

“La música tiene un impacto emocional y social en los niños; a lo largo del tiempo hemos visto como ésta se transforma y nos enfrenta a retos como el que nos compete el día de hoy: ¿Qué efecto tienen las letras de las canciones en nuestros niños?”, dijo.

A continuación 5 canciones para desarrollar este tema, son actuales y sonadas en radio, televisión, plazas, reuniones, supermercados y de las cuales los autores son artistas famosos y reconocidos a nivel mundial.

WISIN Y YANDEL
TE PUSO A BELLAQUEAR

“…Déjame fregarte la trasera, vamos a hacerlo al lao de la nevera, en la bañera, en la litera, hoy comportarte como una cualquiera, como una ramera, grita duro mi nombre que soy el hombre…”. Al respecto, la psicóloga Missia dice lo siguiente: “Esta canción se enfoca en la percepción de la mujer y se le está percibiendo como una cosa, que si no cumple las necesidades se desecha como si no valiera”, platicó.

DADDY YANKEE
EN LA CAMA

“…A ella le gusta que le den duro y se la coman, a ella le gusta que le den duro y se la coman ¡qué!..”. “Esta letra no toma en cuenta la importancia de la intimidad; de lo que puede ser una plática sana o de que le gusta a cada uno dentro del sexo; se lleva a un estado de control sobre el otro y de juzgar que a ella le gusta duro y él sabe exactamente lo que ella quiere, deja ver mucha soberbia en las letras”, mencionó la psicóloga sobre el tema.

MALUMA Y BAD BUNNY
1 POLVO

“Quiero volver a explorar tu cuerpo, ver tu cara cuando lo tengas adentro… Motívate, utilízame, dime cuando te vuelvo a ver, para hacértelo como te lo hice yo…”. Missia nos comenta. “En esta letra entendemos que se le da la importancia a utilizar al otro solo como un instrumento de placer, el objetivo es el placer propio y acompañado del polvo (la droga), es aun mejor porque exalta el placer egoísta”, dijo.

MALUMA 4 BABYS

“Estoy enamorado de 4 babys, siempre me dan lo quiero, chingan cuando yo les digo, ninguna me pone pero…”. La psicóloga contestó: “Esta letra crea confusión en cuanto a qué es el amor. Confunde en el sentido de la capacidad de amar a cuatro personas. Esta la cuestión machista de que la mujer está lista al llamado del hombre para brindarle placer sin importar el placer de ella”, comentó Missia.

MALUMA EL PUNTO

“…Y quiero más, más, dame más más, sexo en exceso nunca está demás, dale más y me exige, se pone en 4 y me pide, que por el ch… La castigue…”. Y Missia argumenta: “Aquí la atención se va a los excesos. Se toca esta parte de no tener mesura como, las personas que creen que el sexo en exceso nunca está demás; y si un día no pueden consumarlo, crea una fuerte frustración y baja autoestima”, platicó.