El próximo 3 de diciembre la puesta en escena, del escritor y cineasta Manolo Caro, se presentará en el Paraninfo del Ateneo Fuente en dos funciones.

«Esta historia es una joyita, desde que me contó la historia Manolo me conquistó, no tuve que pensar nada el ofrecimiento, así que estoy encantado de andar por toda la república mexicana», dijo vía telefónica el actor español.

¿Eres realmente lo que soñabas ser? No lo que tus padres querían o lo que la sociedad esperaba, sino lo que tú anhelabas realizar cuando fueras grande, estas cuestiones son las que deberás responder cuando acudas a presenciar la historia.

Iván, quien recientemente protagonizó la telenovela «Lo Imperdonable» junto a la actriz Ana Brenda Contreras, asegura que retomar el teatro lo tiene satisfecho, «estoy viviendo muchas alegrías, el teatro es lo más bonito de nuestra profesión, además el público se porta increíble, poder ver cómo responde la gente en diferentes partes del país es muy interesante y la gente me recibe con mucho cariño y con mucho respeto, así que yo feliz».

SU PERSONAJE ES UN ACTOR

En «Nunca es tarde para aprender francés» Iván da vida a Nicolás, un exitoso actor que decide ir a visitar a su madre Marga en un día fatídico. En medio del estrés y los reclamos de Eugenia, su próxima ex esposa, Marga le informa a su hijo que va a divorciarse de su papá, lo cual lo lleva al borde de un ataque de nervios.

En medio de esta crisis, la vida le dará la oportunidad de reencontrarse con Loreto, una peculiar amiga de la infancia que le ayudará a entender y a solucionar lo que realmente importa en esta vida.

«Todos los personajes dejan algo en la mochila como digo yo, una mochila de experiencias que llevamos los actores, así que Nicolás tiene muchas cosas de Iván de alguna manera, porque como actores iluminamos y damos cierta parte de nosotros a un personaje para darle vida, lo único bueno es que sabemos que estamos contando algo que es mentira, que no es verdad».

Actualmente Iván Sánchez sigue radicando en Madrid, aunque desde hace dos años pasa más tiempo en México

EN CORTO

—¿Trabajar en México ha contribuido al crecimiento de tu carrera?

«Claro, México me ha abierto muchas puertas, yo trabajaba nadamás en España y con ‘La Reina del Sur’ se abrieron muchas posibilidades. Como actor o artista o como quieran llamarle, poder contar historias es maravilloso, porque somos contadores de historias y las historias que suceden de este lado del charco socialmente o culturalmente no tienen nada que ver con lo que se puede contar en España».

—¿Por qué la gente de Saltillo tiene que ir a ver esta obra?

«Porque es una historia preciosa, es una joyita. La manera de contar las historias de Manolo te lo facilita, parece una historia de niños, una comedia, pero de repente a la gente le atrapa la profundidad de lo que realmente se está contando, a veces se pierde un poco el piso por el éxito laboral o profesional y eso te hace perder de vista las cosas que siempre has deseado, así que se van a reír mucho, y hay una sorpresa muy bonita en la obra, así que se van a emocionar».