Toda una moda se ha convertido el hecho de que las personas adopten el celibato como una forma de vida, y Arturo Carmona se ha sumado a esas estadísticas, junto a Eduardo Verástegui, quienes han hecho a un lado el sexo para esperar a “la persona indicada”.

“Son cosas muy personales. Me mantengo bien, tranquilo y distraído, obviamente esperando a la persona adecuada porque de pronto este tema sí levanta mucha polilla o expectativa. Aunque hay gente que lo critica y otra lo aplaude, estoy tranquilo y bien en todos los aspectos”, reveló el actor.

Carmona adoptó este celibato para que su hija tenga un buen ejemplo y pueda elegir correctamente a la hora de emparejarse con alguien.

“Me da pena hablar de estas cosas. Tengo una hija a quien debo guardarle respeto y darle un ejemplo. Me gustaría que ella tuviera a alguien que se cuide en todos los aspectos y vea a una persona realmente madura el día de mañana”.

Arturo acaba de cumplir 39 años, etapa a la que llega en total plenitud espiritual, descartando cualquier crisis futura.

“Esto depende cómo lleves tu vida, yo la he tratado de llevar bien en el aspecto espiritual. Para mí ha sido una de las mejores inversiones que he tenido, creo en Dios y eso me ha mantenido en paz y en equilibrio”.