Después de que Paulina Rubio y Colate se seperaran en el 2012 y continuaran con dos años más de negociaciones para lograr firmar el divorcio, 6 años después, la pareja sigue en conflicto a pesar de los acuerdos pactados. Y es que el tema de los tiempos con su hijo en común, Andrea Nicolás, es lo que en las últimas fechas ha ocasionado que la ex pareja vuelva a la corte. Según el español, en esta ocasión fue la renuencia de Paulina, lo que lo obligó recurrir nuevamente a la ley.

“Una vez más he tenido que recurrir a la Corte para traer a mi hijo a España, que era lo que nos correspondía, pero bueno, no me quería dar el pasaporte y cuando quedaban unos días, llevaba un mes pidiéndolo, faltando unos días no me lo dio y tuve que ir a… y fue el juez el que tuvo que obligarla a dar el pasaporte».

El hijo de ambos, que recién cumplió 9 años, finalmente paso la vacaciones de invierno con su familia paterna, sin embargo, Colate asegura que las cosas están peor que antes y que desafortunadamente el pequeño se da cuenta de todo.

“La relación sigue igual de mal que siempre… o peor. El niño, yo intento mantenerlo al margen, pero los niños se dan cuenta de todo, entonces lo lógico de estas cosas es que al final el que más sufre con eso es el niño y también es por eso que esta vez, aunque han pasado muchísimas cosas que yo no he puesto en conocimiento de la Corte, pues esta vez, no solo sus derechos, sino sus ganas de venir a España, fue lo que me obligaron a recurrir al juez».

Aunque la cantante y Nicolas Vallejo solo estuvieron casados 5 años, la relación siempre fue tormentosa e incluso, ahora, a pesar de estar separados, el conflicto es mayor, situación que preocupa al español, quien esta muy claro y esta consciente que todo se nota y que su hijo, aunque él no lo quisiera, percibe la mala relación que existe entre ambos.

“Los niños son mucho más listos que lo que se creen algunos de los padres, en mi caso, pues él creo que se da cuenta de todo desgraciadamente”.