Estados Unidos.- Andrew Scott, uno de los directivos de la televisora Telemundo, informó mediante un comunicado de prensa que la presentadora María Celeste ha sido despedida definitivamente, esto “por faltarle el respeto a los valores y ética de la compañía” al aceptar entrevistar a Sarita Sosa, hija de José José, solo un día después del fallecimiento de su padre, y sabiendo que el cuerpo del cantante no aparecía y ella era la principal sospechosa.

Andrew señala que “entiende a los fans que están molestos con Sara y Celeste por pactar la entrevista”, mencionando que el enfoque subjetivo y poco profesional que la presentadora le dio, fue lo que terminó por convencerlos que no debía seguir más en la televisora:

“Desde hace años María Celeste no solo funge como titular, sino que es una de las productoras de su programa, eso quiere decir que confiamos en ella para que decidiera el contenido de sus noticieros, le dimos la total libertad de elegir las noticias que presentaría confiados en que respetaría los valores, respeto, integridad y moralidad de la televisora.

A todo México y Latinoamérica le molestó el poco tacto de Sarita al dar una entrevista, que lamentablemente fue para nuestra televisora comandada por Celeste, quien además, lejos de realizar una plática objetiva, claramente intentó beneficiar a Sara queriéndola dejar como un ser desprotegido e inocente. Definitivamente fue un error que la gente no lo perdona, y sinceramente, esto refleja la ambición y malos manejos de Celeste en su última etapa como periodista.

Pedimos perdón por este trabajo poco profesional de una persona que hasta en ese momento era una de nuestras empleadas, pero basándonos en la política de calidad de la compañía y en los buenos valores, prometemos que no volverá a suceder algo similar, porque la presentadora María Celeste esta oficialmente fuera de la empresa. Durante años realizó trabajos impecables y de gran calidad, pero lucrar con la muerte de un cantante tan querido fue un error imperdonable que le ha quitado la confianza de nuestro equipo, y no necesitamos más de sus servicios”, dijo.

El ejecutivo señaló que María Celeste recibirá una millonaria indemnización por todos los años de trabajo dentro de la empresa, señalando que le desean buena suerte si consigue incorporarse a otra televisora, y esperan que este trago amargo le sirva de lección para entender que es mejor tener profesionalismo, a lucrar con un caso delicado solo para generar rating.