Andrés García sufrió la que quizá pueda ser catalogada como la pérdida económica más fuerte de su vida, gracias a la destrucción de su playa privada y parte de una de sus residencias en Acapulco, Guerrero. La situación ha derivado en severas afectaciones económicas y, como consecuencia, una baja en el estado anímico del primer actor.

EL EFECTO MAR DE FONDO

Según información obtenida por fuentes cercanas al artista, la propiedad ubicada en Coyuca de Benítez, en la zona conocida como Pie de la Cuesta, sufrió severas afectaciones debido a la expansión del oleaje por un efecto conocido como mar de fondo. Además de su original estilo arquitectónico, uno de los mayores atractivos del inmueble era su zona de playa: de los 74 metros de ésta designados a la propiedad, el fuerte oleaje únicamente respetó seis, es decir, solamente quedó el 10 por ciento del área.

La zona conocida como Playa de Las Luces fue obtenida por García tras tramitar un permiso con autoridades federales; aunque la zona es de carácter público, estaba exenta de cualquier tipo de actividad comercial como la venta ambulante, lo que le daba cierta intimidad.

VALUADA EN 80 MILLONES DE PESOS

El efecto oceánico fue de tal grado que también invadió parte de la zona de la residencia que el año pasado fue puesta a la venta con un costo de 80 millones de pesos. La fuente fue imprecisa al señalar las zonas afectadas del terreno que, según una estimación, cuenta con extensión de una hectárea.

La preocupación de García creció al percatarse de que el inmueble afectado no cuenta con seguro contra desastres, por lo que la reparación resulta impensable, situación que lo obligará a bajar considerablemente el precio de la venta.

Lo dejan solo

LA FUENTE PRECISA QUE, por si fuera poco, el actor también debe enfrentarse al abandono del Partido Humanista, institución que lo convirtió en candidato a la alcaldía del puerto guerrerense. El organismo le ha ofrecido pocos elementos para operar su campaña política rumbo a las elecciones del 7 de junio y no cuenta ni siquiera con un equipo de prensa.