El artista mexicano Luis Miguel se entregó este martes a la justicia estadounidense en una corte de Los Ángeles donde hace dos semanas se emitió una orden de arresto en su contra por desacato al tribunal en un caso relacionado con el incumplimiento de una sentencia anterior.

El pasado 17 de abril la jueza Virginia A. Phillips ordenó a las autoridades federales que buscaran y detuvieran a ‘El Sol de México’ luego de que por tres ocasiones el artista optara por no comparecer en las vistas judiciales que se celebrababan para aclarar su situación económica y ejecutar el pago de una deuda pendiente con quie fuera su representante.

Según fuentes de Univision Entretenimiento, Luis Miguel se presentó en la corte para responder a la orden de arresto.

Durante los últimos días, el artista había mantenido una vida social a los ojos del público en Los Ángeles, donde numerosos seguidores se retrataron con él a en los alrededores del hotel Beverly Wilshire.