Los malos momentos para el magnate Donald Trump siguen sin tener fin, pues ahora el pre candidato presidencial de Estados Unidos, buscan quien compre sus acciones del certamen Miss Universo, el cual también incluye Miss USA.

Este concurso de belleza internacional también pertenece a la cadena NBC, la que hace varias semanas, tras los comentarios despectivos que emitió acerca de los mexicanos.

A la televisora estadounidense le urge deslindarse por completo del empresario, debido a que en la edición de Miss USA 2015, registraron una audiencia de 925 mil personas, a diferencia de las 5.6 millones que tuvieron el año pasado, asi lo informó el diario ‘The New York Post’.

El mismo medio informa que los concursos de belleza de Nevada y Texas peligran, ya que las participantes no querrán pagar la cuota de inscripción para un certamen que posiblemente no sea transmitido en televisión.