El pasado miércoles 13 de febrero fue asesinado el joven cantante Alejandro Villa, quien se hiciera famoso interpretando corridos dedicados a capos del narcotráfico.

Alejandro circulaba por una calle de Tlaquepaque, Jalisco, municipio colindante con Guadalajara, cuando de otro vehículo le dispararon a quemarropa recibiendo varios disparos y ahí mismo perdió la vida. El intérprete apenas contaba con 25 años, y era nieto de Federico Villa, quien hiciera famosa la canción ‘Caminos de Michoacán’.

Alejandro en sus redes sociales acostumbraba ostentar camionetas de lujo, armas de alto poder, fotografías con bellas mujeres, incluso hasta publicó fotos con Vicente Fernández, con quien tenía buena amistad y lo visitaba en su rancho.

El cantante tenía temas, de los llamados narcocorridos dedicados a personajes del crimen organizados como ‘El Cholo’, ‘El 77’ o ‘Don Chelo’, ex líder del autogobierno del reclusorio local.

Así terminó abruptamente la vida de este joven quien ya se abría camino como uno de los cantantes de regional más populares en México, y por el momento se desconoce la identidad y el paradero de los asesinos.