Javier Carranza ‘El Costeño’, ganó una disputa legal a su ex esposa, quien quería quedarse con un departamento que él había adquirido.

El comediante declaró: “Llevó a declarar a su mamá, a mis hijos, a su hermana, al novio a unas amigas suyas, bueno yo creo que hasta el perro llevó, pero ante las contradicciones en sus declaraciones, los jueces determinaron que todo era mentira, y el fallo fue a mi favor”.

Al divorciarse de Irei Saucedo, Carranza le dejó una propiedad, que pasado un tiempo él se la compró a ella y a su mamá, pero después la reclamaban como suya, pero todo se arregló de acuerdo a la ley.