A pesar de que la actriz Eva Longoria (40 años) es considerada una de las bellezas más exóticas de Hollywood, en su infancia habría preferido parecerse más a sus hermanas rubias y de ojos claros, ya que como consecuencia de sus rasgos latinos la llamaban «patito feo».

«Yo era el patito feo, aunque no lo crean, porque míralas a ellas, son rubias con ojos claros y yo soy morena. Pero ahora dicen que era mi madre la que me lo decía…», bromeaba la actriz en el programa «Flash Moda» de TVE.

Sin embargo, Eva tiene mucho que agradecer a su ascendencia mexicana —su actual novio Pepe Bastón también proviene del país azzteca— porque tras interpretar el papel de Gabrielle Solís con el que saltó a la fama en la serie «Esposas Desesperadas», vuelve a ponerse en la piel de una latina en su nueva serie, «Hot and Bothered».

«Estoy viviendo un sueño ahora mismo, aunque espero poder hacer más con mi tiempo y con mi trabajo», añade.