Guadalajara, Jalisco.- Tremenda fiesta organizó la familia Fernández para celebrar a lo grande la boda de la hija menor, Alejandra, quien este fin de semana le dio el tan ansiado ´sí´ al pianista tapatío José Luis Altamirano.

Gracias a la grata recuperación que tuvo don Vicente Fernández, fue que se realizó dicho enlace, pues previo a éste, el cantante confirmó que salió victorioso de un pequeño infarto cerebral. «Era estar en la cama reposando, porque me dio un infarto cerebral chiquito, luego la tromboembolia pulmonar, el cáncer en el hígado… Fue mucho estar en reposo y me pasé el tiempo en la cama, lo que pasa es que no podía caminar porque se me entumieron las cañas», reveló.

La Perla Tapatía fue el lugar que la hija menor de El Charro de Huentitán eligió para unir su vida a José Luis Altamirano, a quien la familia Fernández acogió desde hace dos años que inició el noviazgo.

LA CEREMONIA La ceremonia se realizó en la iglesia de San Josemaría Escrivá, parroquia a la que la familia fue llegando poco a poco.

La novia acompañada por su famoso padre fueron los primeros en arribar.

ORGULLOSO Y DE BUEN HUMOR En entrevista, y de buen humor, don Vicente reveló que de su cartera corrieron los gastos de la fiesta, además aseguró no estar triste porque su hija fijara su residencia en Guadalajara. «Le regalé un novio, ¿qué más quiere? (rió).

Le regalé la fiesta, todo lo que ella quiso. Es la chiquita y todo lo que quiera, para eso trabajé, para mis hijos. Luis es muy respetuoso y me quiere y me respeta mucho. Me da mucho gusto verla vestida de blanco, después de dos años de novios.

Poderla entregar y verlos felices nos llena de orgullo. Cuquita y yo nos quedamos solos, los tenemos en el corazón.

Además, no se van a ir al fin del mundo, van a vivir aquí», comentó el cantante.

SOLIDARIO Alejandro Fernández, el menor de los Potrillos, quien voló desde la ciudad de México tras su presentación en el Auditorio Nacional, fue escueto y esquivo ante las preguntas de los medios de comunicación.

«Vengo llegando del Auditorio Nacional y lo hice para convivir con mi hermana en esta fecha tan especial para ella», mencionó Alejandro.

El también cantante Vicente junior afirmó que el éxito de un matrimonio es el ejemplo que sus padres les dieron.

«Estamos muy contentos y esperamos que le vaya tan bien como nos ha ido a nosotros, gracias al ejemplo que nos dieron nuestros padres», afirmó.

LÁGRIMAS DE FELICIDAD La distinguida novia, y única hija de Vicente Fernández y Cuquita Abarca, agradeció que la vida le haya dado la oportunidad de que su padre la encaminara hasta el altar.

«Es la mayor ilusión que he tenido durante toda mi vida y le doy gracias a Dios que esté aquí conmigo. A lo mejor no podré evitar llorar, pero serán lágrimas de felicidad», aseveró la guapa contrayente.

NADA OSTENTOSO Alejandra compartió los accesorios que una novia tiene que llevar cuando contrae matrimonio. «El vestido no es de un diseñador en especial, lo compré ya hecho; la diseñadora es Ángela Betassi, yo nada más le puse unos arreglitos . Lo prestado son unos aretes de mi mamá Cuca. Lo azul, un dije y una pulsera que son regalos. Lo nuevo, pues el vestido», reveló.

LUNA DE MIEL Y DETALLAZO Por su parte, el novio, José Luis Altamirano, compartió a dónde viajarán de luna de miel, además de la canción que interpretaría para honrar a su esposa.

«Nos vamos a Europa, entraremos por París y saldremospor Madrid. Tengo preparada una sorpresa para ella y la gente que está conmigo: pedí que recogieran el piano de la casa e interpretaré Brisa, el tema que más le gusta porque es mi primera composición.

Estar con Ale desde que la conocí, su transparencia, sus ojos, su corazón y su lealtad son los detalles que más me gustan de ella».

ejb