CIUDAD DE MÉXICO.-¡No sale de una para meterse en otra! Belinda acaba de perder una demanda de un ex trabajador que la acusa de despido injustificado por lo que debe pagar ¡32 millones de pesos!

De acuerdo a la revista TV Notas, César Cal Camarillo fue despedido sin ningún tipo de explicación por el papá de Belinda, Ignacio Peregrín Gutiérrez, durante una presentación que la cantante tuvo en el Zócalo de la Ciudad de México.

Pese a que tanto Belinda como la empresa, que pertenece a los papás de la joven, llamada Joymusic, negaron que Cal Camarillo hubiera trabajado con ellos, él logró demostrar con pruebas que fue el programador de los shows de la estrella entre octubre de 2013 a marzo de 2005.

Por tanto, las autoridades fallaron en contra de Belinda en octubre de 2014 y determinaron que debe reinstalarlo en su puesto de trabajo así como el pago de los sueldos e intereses, resultando una cifra de 32 millones, 350 mil 80 pesos, sin contar aguinaldo y vacaciones que son otros 121 mil pesos.

¡Pero eso no es todo…! Según la publicación de espectáculos, Beli tiene otra demanda, la cual es de orden mercantil por incumplimiento de contrato, realizada por la empresa que la representaba.

Dicha compañía asegura que Belinda fue contratada por ellos de forma exclusiva con un pago anticipado de 15 millones de pesos; sin embargo, la cantante trabajó en proyectos en los que jamás les avisó, como la presentación que tuvo en el Carnaval de Mazatlán en 2014.

Ante tal hecho, la intérprete de «En la Oscuridad» está demandada por incumplimiento de contrato de prestación de servicios, daños y rendición de cuentas, indemnización y daño moral.

Hasta el momento, Belinda ha negado este pacto laboral y la demanda aún sigue en proceso.

Recordemos que el año pasado, Belinda también tuvo problemas por no pagar pero los impuestos al deber 10 millones de pesos.