Tenemos los audios donde el extrabajador la desenmascara y revela de todo lo que la actriz es capaz.

La telenovela entre Marjorie de Sousa, de 38 años, y Julián Gil, de 48, parece no sólo no tener fin, sino ir de mal en peor. A nuestra Redacción llegaron unos audios de una conversación telefónica que tuvo Alejandro Ventre, exchofer de la venezolana, con Julián Gil, donde le revela que su expatrona, con tal de que no vea nunca a su hijo, lo ha mandado sin comer al centro de convivencia para hacerlo ver como un mal padre ante las autoridades.

Platicamos con otra persona que trabajó para ella, y esto nos dijo:

-En un audio, el exchofer de ella le confiesa a Julián Gil que le mandaba a su hijo sin comer para causarle problemas, ¿es cierto eso?
«Tristemente, es cierto. Cuando al señor le tocaba ver al niño, ella ordenaba que no le diéramos nada y el chiquito desde el auto iba llorando. Cada visita de Julián, ella dio esa orden».
-¿Daba alguna razón?
«Sólo lo hacía por maldad. Desde que se separaron, ella quedó muy mal».
-¿A qué te refieres?
«A que está molesta todo el tiempo, a todos nos decía que el dinero no le alcanza».
-¿Quedó resentida?
«Sí, y por eso no puede solucionar sus problemas; ella no quiere ceder, está muy enojada. Una vez la escuché platicar con sus abogados y su mánager, a quienes les dijo que hará todo lo que esté en sus manos para que el señor no conviva nunca con su hijo».
-¡¿En serio?!…
«Así es, trabajé años con ella y me di cuenta de que es una mujer egoísta, no le gusta perder, y está obsesionada con perjudicar al señor Gil como sea».
-¿A ustedes llegó a tratarlos mal?
«Sí, nos alzaba la voz, tenía sus momentos de crisis en los que explotaba y nadie la aguantaba».
-¿Qué la hacía entrar en crisis?
«La ponía mal ver las noticias y enterarse de que hablaban mal de ella, o que en las redes sociales la atacaran».
-En otra parte el chofer le dice a Julián que le hace brujería, ¿esto es cierto?
«Sí; es amiga de un señor llamado Rodrigo Cavazos, quien tiene un salón de belleza».