La cantante y actriz Dulce María reveló  en una entrevista para la revista Cosmopolitan,  como fue su infancia y su adolescencia ya que para todo artista son etapas que se viven muy diferentes.

“Cuando era adolescente me di cuenta de que lo que estaba haciendo era serio: cantar, actuar, bailar. Luego vino RBD que era increíble, pero al mismo tiempo se convirtió en uno de mis momentos más difíciles porque tenía que hacer un viaje detrás de otro, y eso me mantenía alejada de mi familia y mis amigos”, confesó la intérprete de Lágrimas.

Sin embargo, también comento que todo el esfuerzo y sacrificios que tuvo que hacer tuvieron su recompensa ya que la convirtieron en la mujer que es ahora y aunque sabe que no fue nada sencillo, no cambiaría nada de su pasado.

“Me tocó una vida diferente, y estoy agradecida por eso, aunque a veces me gustaría saber cómo sería yo si hubiera tomado otro camino. Agradezco cada paso en mi camino, cada prueba, cada encuentro y cada bendición pues he aprendido y me han hecho ser quien soy hoy ¡Sin remordimientos!”.  Declaró la actriz.

A pesar de estar acostumbrada a los reflectores, el éxito que tuvo con RBD fue un momento que la tomó por sorpresa ya que vivió situaciones de mucho trabajo y soledad.

«Vivía de un lado para otro, vivía para trabajar y la mayor parte del tiempo lo pasaba en un hotel, y eso en muchas ocasiones te resulta muy duro”, expresó.

Actualmente, Dulce se encuentra concentrada en su carrera como solista y para su disco “Sin fronteras” con el que ha llegado a cautivar a varios países. Asimismo disfruta el estar con su familia pero sobretodo en compañía de su mascota Triana la perrita que ha llegado a darle vida a su hogar.