GIOVANNI MEDINA, recibió una orden de detención por 12 horas, a raíz de que violó los acuerdos que había tenido con las autoridades mexicanas en relación a los horarios de convivencia que tiene con su hijo Emmanuel, el cual procreó con Ninel Conde.

Todo esto se suscitó debido a que el pasado viernes, Giovanni pasó a casa de su exmujer a recoger a su pequeño, con la indicación judicial que tenía que regresarlo a casa de su madre el domingo o el lunes en la escuela… Ninel, quien se encontraba trabajando en Houston, estuvo atenta de que su pequeño regresara a casa el domingo como el juez lo había ordenado, al ser notificada de que su pequeño no estaba en su hogar, optó por marcarle a quien fuera su esposo, con el afán de saber si el niño sería entregado el lunes en la escuela, llamadas a las cuales Medina nunca reaccionó.

La cantante viajó el lunes muy temprano a la CDMX y fue a la escuela en donde fue informada que su pequeño no estaba ahí, de inmediatamente fue a buscar a sus abogados, con quienes acudió a las autoridades para señalar que Medina no respetó los acuerdos que tuvo con el juez.