CIUDAD DE MÉXICO.- Tras los violentos sucesos registrados el día de ayer en Culiacán, algunos actores han alzado la voz a través de sus redes sociales para exigir paz y pedir un mejor gobierno.

Uno de ellos fue Diego Luna, quien en su twitter detalló su percepción acerca de los momentos que vive Sinaloa.
«Inseguridad, violencia, impunidad e ingobernabilidad irrefutable. Hoy una tarde y noche de terror. Gobiernos pasan y nada cambia. Tristes y aterradoras noticias las de Culiacán», detalló Luna en su post.

Usuarios se lanzaron contra el actor y lo cuestionaron por haber votado por Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, su inseparable amigo Gael García Bernal también se pronunció sobre los hechos definiéndolos como terribles, al mismo tiempo que pidió por seguridad y paz.

«Qué terrible lo que se ve a la distancia. Cualquier cosa que uno diga sonará inservible en este momento. Pero hay que decirlo: Que se acaben las balaceras y que venga la paz en Culiacán lo más pronto posible. Ánimo y fuerza a todos los Sinaloenses», expuso el actor en su cuenta de twitter.

Al ser cuestionado por uno de sus seguidores acerca de que debe utilizar su voz para hacerle llegar el mensaje a las autoridades, Gael se mostró empático y puntualizó que hay que hacer un llamado al gobierno.

«No hace falta que minimices y ridiculices mis deseos de tranquilidad a un lugar de donde es la mitad de mi familia. Es una pérdida de tiempo hacer eso y no lleva a nada. Pero sí, coincido contigo, hay que hacer que el mensaje llegue a las autoridades, obviamente», señaló.

Mientras tanto José Maria Yazpik puso un tweet en el que deja entrever que mientras el tema de la legalización de las drogas no esté sobre la mesa en la actual administración, se tendrán sucesos como el del jueves en Culiacán.
«Qué bueno que la legalización de las drogas, no está en la agenda del gobierno. Sigamos agarrándonos a pinches balazos. #Culiacan», indicó.

Minutos más tarde añadió que «Y si, ya sé que el problema es muy complejo y que no hay una sola solución, pero hay que empezar por algún lado».