Los Ángeles, 10 Mar (Notimex).- Harrison Ford no tuvo otra opción que aterrizar de emergencia tras la falla mecánica de su avioneta, concluyó una investigación preliminar del accidente difundida hoy aquí.En un reporte de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) se indicó que los problemas lo forzaron a descender y a buscar un área idónea para hacerlo, sin poder llegar al aeropuerto municipal del que había despegado minutos antes.

Se apuntó que investigadores continuarán examinando los restos de la aeronave, el motor, el control de vuelo y sus registros, por lo que el informe final del accidente podría conocerse en al menos un año.

El pasado jueves el actor de «Star wars» y la saga de «Indiana Jones» vivió su propia película en la vida real, cuando pilotaba la avioneta de un solo motor y de la Segunda Guerra Mundial.

En el reporte preliminar se anotó que la avioneta Ryan PT-22 Recruit de 1942 «tuvo un daño sustancial al fallarle el motor después de haber despegado del aeropuerto municipal de Santa Mónica».

Poco después de haber despegado, Ford se contactó con la torre de control para informar que tendría un retorno inmediato ante la falla, lo que no pudo hacer y por eso se enfiló hacia el campo de golf de Venice.

En el descenso la avioneta golpeó un árbol antes de caer a la grama del campo de golf.

Ford al salir de la avioneta tenía el rostro ensangrentado y con fracturas en el tobillo y la pelvis, de las que fue operado quirúrgicamente y de forma exitosa el pasado viernes.

De acuerdo con reportes médicos y de su hijo, que ha colocado mensajes en las redes sociales, el intérprete sigue hospitalizado y se espera que tenga una total recuperación.