Jenni Rivera es otra de las celebridades que genera más ganancias fallecida que viva, y eso lo demuestra la fortuna que ha ganado después de su trágico accidente.

Al morir, la fortuna de la cantante ascendía a US$25 millones, actualmente se dice que Rivera ha acumulado una fortuna de US$300 millones, gracias al manejo del nombre de Jenni por parte de su hermana Rosie.

Hasta el momento la hermana menor de la familia Rivera ha tenido muy buen ojo para hacer negocios, ya se verá si los hijos de Jenny podrán continuar sacando el mismo provecho al nombre de su madre.