La entrevista inédita de Pepe Garza a Jenni Rivera

En el séptimo aniversario luctuoso de Jenni Rivera, Pepe Garza dio a conocer una entrevista que hizo a «La Diva de la Banda» la tarde del miércoles 27 de julio de 2012, una conversación que ellos mismos esperaban no saliera a la luz pública.

Jenni quería dejar un antecedente por si algo le pasaba, pues en aquel momento tenía amenazas de muerte. La cantante acudió con su amigo Pepe Garza para contarle la situación, así como la decisión que había tomado: ¡dejar los escenarios poco a poco! El productor discográfico y programador de radio, compartió esta entrevista con los hijos de la fallecida cantante, Chiquis y Juan Ángel Rivera.

Estas son las confesiones que hizo Jenni Rivera:

Jenni Rivera ponía en peligro su vida en México

«Todos los días que estoy en México, cada fin de semana exactamente, trabajo viernes sábado y domingo, a veces dos días, a veces cuatro días, es un riesgo que uno está tomando y uno dice, ‘bueno, pero porque lo sigues haciendo’…uno puedo decir que es por el amor a lo que uno hace, el amor que le tengo a mi público».

Juan Ángel contó que su mamá le pidió por esas fechas a Chiquis y a su tío Juan Rivera, que si algo llegaba a pasarle cuidaran de sus hijos.

El FBI intervino

Jenni Rivera contó a Pepe Garza que unos agentes del FBI se pusieron en contacto con unos empresarios de Arizona con quien la cantante tenía unos contratos de presentaciones en casinos, para poder contactarse con «La Diva de la Banda». Los empresarios le proporcionaron los datos de Pepe Salgado, entonces representante de Jenni.

Pete se comunica con Jenni y le informa que el FBI quiere contactarse con ella. La cantante le pide a Pete que primero él se comunique con ellos y saber que desean.

Ya Pete se comunicó conmigo y me dice que quieren hablar con conmigo de una amenaza de un secuestro, amenaza de muerte para mi presentación del 29 de julio (de 2012) en Reynosa, Tamaulipas.

«Yo me comuniqué con ellos, querían verme en persona, les dije que con gusto, les di mi número, les dije que se comunicaran conmigo».

Jenni Rivera estuvo intraquila los últimos meses de su vida

«Si me siento intranquila, porque ya está involucrada gente profesional (FBI), pero tengo que ir, le pedí a mi esposo (Esteban Loaiza), él siempre viaja conmigo ahora que no está jugando, siempre me acompaña y yo le pedí que se quedara con mis hijos por si algo llega a suceder, me voy yo sola, que no se vaya mi esposo conmigo y que no me deje a mis hijos solos».

Chiquis Rivera y Juan Ángel comentaron a Pepe Garza, no haber estado enterados que el FBI estuvo con comunicación con su mamá antes esta situación.

Siempre trató con respeto a personas de cárteles de la droga

Al preguntarle Pepe Garza a Jenni Rivera, por qué algunas personas querían hacerle daño, la cantante respondió:

«No tengo idea, mi negocio no es nada ilícito, es algo honesto, de mucho trabajo, me esfuerzo mucho para trabajar no me meto con gente ni con bien ni con mal».

Yo quiero que la gente sepa que cuando han ido personas a mis palenques, a mis presentaciones, gente de diferentes grupos o cárteles que me piden que los atienda con una fotografía, no lo niego, ahí estoy yo, yo me tomo fotos con ellos y los trato con mucho respeto.

«Incluso no hay problemas con nadie, no hay problemas con ninguna agrupación, con ningún cartel, con nadie».

¿Amenazas reales?

«La Gran Señora» recordó en la charla con Pepe Garza aquel tuit donde supuestamente la amenazaron de muerte si se subía a cantar en una presentación que había tenido en Monterrey, Nuevo León.

«¿Qué hice?, apagué mi teléfono y me subí a cantar, si me sentí mal, físicamente te pones tensa, me subí a cantar y me fue muy bien». En otro show que tuvo en Michoacán, sus fans la alertaron de una supuesta amenaza hacia ella; supuestamente un grupo criminal le cortaría la cabeza si cantaba en ese lugar.

Jenni Rivera mencionó que en ocasiones la misma competencia del empresario que la contrataba, hacía este tipo de rumores para afectar la venta de boletos y la asistencia de las personas al show.

Eso sucedió anteriormente y ha sucedido por mucho tiempo, pero nunca se había involucrado agentes del FBI.

No tuvo otra opción

Sobre aquella amenaza de muerte para su concierto en Reynosa Tamaulipas, a fines de julio de 2012 y pese a la advertencia por parte del FBI, la cantante no tuvo otra opción más que ir a cantar. Luego de ese show tenía otros dos en Monterrey y en Sahuayo, Michoacán.

No me queda otra opción más que ir o cancelar los tres días y aun así correr un riesgo, un problema con los empresarios.

Jenni Rivera corrió descalza por su vida junto a otras personas

La cantante contó que un año atrás estuvo en un evento masivo en Reynosa, Tamaulipas. Sin embargo, no pudo cantar ante los disparos que realizaron unas personas en las cercanías del lugar donde se llevaría a cabo el concierto.

«Todo mundo sabe lo que es Reynosa, es donde mataron a nuestro amigo Valentín Elizalde, después de eso yo he ido dos veces a cantar a Reynosa, el año pasado fui, era un evento masivo, había 18 mil personas, esa noche iba a subirme a cantar, ya estaba la banda tocando la entrada del primer tema, no sé qué sucedió que pensaron que venían un grupo de tal personas y esa multitud de gente comenzó a correr, junto con ellos corrí yo por las calles de Reynosa, nos escondimos en una camioneta porque decían que venían armados, no alcance a cantar, solo a subir dos escalones del escenario cuando me dijeron que corriera, que me metiera a la camioneta, no necesariamente hacerme un daño a mí, pero uno en ese momento no sabes que está pasando, me metí a la camioneta, la camioneta estaba atorada, no podía salir».

Me quite mis botas de tacón alto y a correr descalza por las calles de Reynosa junto con 18 mil personas que simplemente querían seguir viviendo.

Jenni Rivera preparaba su retiro de los escenarios

«Yo me subo al escenario y eso pienso, mi trabajo es entretener a esta gente por unas horas y que se olviden de todo y que triste que no sea tan fácil ya hacerlo, que ya se han metido muchos otros factores que peligran, que dan miedo, no solamente a mi sin a todos mis compañeros de trabajo, ha llegado el momento en el cual yo tengo que decidir qué voy hacer, al grabar esta entrevista acabamos de salir de una junta muy importante en cuanto a mi programa de televisión, algo que yo siempre he querido hacer toda mi vida, mi programa de radio también, para hablar con mi gente, para estar más en Los Ángeles, para no tener que cantar tanto, para no dedicarme ya tanto a la carrera artística, que en realidad me duele porque yo sé que le va a doler a mi público».

Pero si quiero que sepan que todos estos planes son los que tengo en estos momentos, por lo mismo, por mí, por mi vida, por mis hijos, por lo que está sucediendo en México y por las metas que siempre he tenido.

La Jefa de Jefa no quería intranquilizar a su familia.

Al final de la entrevista, entre lágrimas Jenni Rivera comentó:

«Esta tan importante para mí lo que hago Pepe, sí, soy una mujer muy valiente y muy decidida y por eso estoy aquí».

Nadie sabe de esto, así lo he decidido yo porque no quiero asustar más gente, no necesitamos más intranquilidad en el mundo, me voy a ir a trabajar, creo en un Dios todo poderoso, que como me ha sacado adelante de muchas cosas, que me va a sacar de esta también.

«Y que yo le sirvo más a Dios viva que muerta (risas), quiero a mi público y con todo respeto quise dejar esto grabado con usted, que aquí empezó Jenni Rivera (en la estación de radio ‘Que Buena’) y si va a terminar, aquí va a terminar».