Distrito Federal—

Juan Gabriel pelea en los juzgados de Monterrey una herencia de casi 6 millones de dólares y un penthouse en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, que le dejó el empresario regiomontano Roberto G. Sada Salinas antes de morir.

Por medio de una demanda, el cantautor busca comprobar la existencia de 5 millones 900 mil dólares y de dicha propiedad que Sada Salinas habría dejado como regalo.

Alberto Aguilera Valadez, nombre real de Juan Gabriel, abrió un proceso legal en el Juzgado Sexto Civil de Monterrey contra su ex mánager, Eugenio Alfonso Martínez Benavides, a quien se señala como la persona que se quedó los bienes otorgados al cantante.

Sada Salinas mantuvo una relación de amistad con el artista desde hace unos 20 años, desde que el sampetrino acudió a conocerlo al Palenque de la Expo Guadalupe.

En un documento notariado, que es parte del expediente de la demanda, consta que Martínez Benavides debió entregar a Aguilera Valadez el dinero y el penthouse regalado por Sada Salinas, quien murió hace cerca de ocho años.

En la diligencia, el ex manager declaró que el acta que los abogados de Aguilera Valadez presentan como prueba ya no tiene validez, pues existe otra en la que se deslinda de la entrega del dinero y la propiedad.

En su declaración aseguró que notificó al cantante que dejaría sin efecto el reconocimiento de deuda que había suscrito con él tres años antes, mediante otra acta que tramitó ante el Notario Público No. 96 Everardo Alanís Guerra, el 15 de noviembre de 2007, pero que sólo firma Martínez Benavides.

Sin embargo, trascendió que el cantante jamás fue notificado de ese nuevo acuerdo y que esa acta fue hecha sólo por el demandado, pues a diferencia de la primera, sólo tiene la firma de Martínez Benavides y la del notario Everardo Alanís Guerra y no la del artista.

Roberto G. Sada Salinas fue hijo de Roberto Sada, uno de los fundadores de Vitro, e Irma Salinas Rocha, y hermano de Cristina Sada Salinas, ex candidata al Senado de la República en 2012.

Estuvo casado con Aline Kane, con quien tuvo varios hijos. Aunque en su vida amasó una fortuna, se especula que al morir tenía problemas económicos.