Después de conocer los comentarios que Elijah Wood o Stephen King han dedicado a la memoria del fallecido actor, Peter Jackson ha escrito una emotiva carta dirigida al que fue su compañero y amigo. Su amistad comenzó cuando el director decidió contar con el actor para que interpretase a Saruman en El señor de los anillos, papel que repitió en dos entregas de El Hobbit. Para la batalla de los cinco ejercitos, el actor ya no se encontraba cómodo viajando hasta Nueva Zelanda y tuvo que grabar sus escenas en Londres.

«Con una tremenda tristeza me he enterado de la muerte de Christopher Lee. Tenía 93 años, no contó con su usual buena salud durante un tiempo, pero su espíritu se mantuvo, como siempre, indomable. Christopher hablaba siete idiomas. Era, en todos los sentidos, un hombre de mundo. Bien versado en artes, política, literatura, historia y ciencia. Era un erudito, un cantante, un extraordinario narrador y, por supuesto, un maravilloso actor.

«Uno de mis pasatiempos favoritos cuando visitaba Londres era ir a ver a Christopher y Gitte, quienes me regalaban horas con historias sobre su maravillosa vida.»

Crecí amando las películas de Christopher Lee. Durante la mayor parte de mi vida, estuve cautivado por los papeles icónicos que él, no sólo creó, sino que continuó poseyendo décadas después. En algún lugar del camino, Christopher Lee, de repente y mágicamente, se disolvió y se convirtió en mi amigo, Chris. Y amo a Chris incluso más.

Nunca habrá otro como Christopher Lee. Él tiene un sitio único en la historia del cine y en el corazón de millones de fans alrededor del mundo. El mundo será un lugar peor sin él. Mis más profundas condolencias a Gitte, su familia y amigos.
Descanse en paz, Chris. Un icono del cine se ha convertido en leyenda».

*Brcl