Agencias.- Sorprendida porque hay más de 40 mil personas que la quieren fuera de la Cámara de Diputados, ella les mandó a decir: «Por mí se pueden meter sus firmas por el trasero o por donde más les quepan, hijitos. Yo estoy respaldada por mi partido; mejor pónganse a trabajar y no estén de envidiosos».

Después de esta polémica contestación, no le quedó de otra a la primera actriz y cerró su cuenta de Twitter, pues seguramente le volvieron a llover miles de comentarios en contra.

La iniciativa en su contra, iniciada por Carlos Portuguez decía: «Si no sientes indignación por el video en el cual Carmen Salinas se burla de todo el pueblo mexicano, haciendo alarde de su corta capacidad como servidor público, no sé qué nos hará despertar y exijamos que el fuero le sea retirado (…) No se trata de cambiar un sistema pero sí no dejar que se vuelva peor, no podemos pasar esto por alto, porque nuestra responsabilidad es el salvaguardar nuestro esfuerzo y dinero».