Aunque lo arrestaron en California, Larry Hernández renunció a su derecho de apelar por una extradición, por lo que será enviado a Carolina del Sur para enfrentar a la justicia.

El cantante enfrenta cargos por secuestro y agresión contra un empresario en Newberry, Carolina del Sur, por presuntamente estar involucrado en hechos contra el hombre que le pagó la mitad de lo estipulado por una presentación (alrededor de 500 mil pesos).

Larry no tuvo derecho a fianza, y desde prisión envió un comunicado sobre el mal momento que vive.

TAMBIÉN LO BUSCAN EN MÉXICO

Tal parece que la suerte no está del lado de Larry Hernández, pues luego de haber sido arrestado en Estados Unidos, acusado de haber participado en un secuestro, la justicia mexicana también está esperándolo para ajustar cuentas.

Y es que según un medio de comunicación, en noviembre del año pasado el polémico grupero se encontraba en un restaurante en Tijuana, sin ganas de atender a sus más fieles seguidores; por ello tuvo un intercambio de palabras con un par de jóvenes a quienes supuestamente golpeó.

Pero Larry jamás se imaginó que sus presuntas víctimas resultaron ser hijos de un influyente abogado de esa ciudad, por lo que interpusieron una demanda por lesiones y ahora su expediente ya está en manos de un juez, quien está en espera de girarle una orden de aprehensión para que se presente a declarar.