Reza un dicho popular que “hombre prevenido vale por dos” y Armando Manzanero se lo tomó muy en serio, pues afirmó que ya tiene todo listo para cuando le toque partir de este mundo, con el fin de que su familia no se preocupe ni por el café que ofrecerán en su velorio.

“Hasta mi féretro está escogido, también dónde y a qué hora me voy a ir, pero no de ahora, sino de hace 50 años”, enfatizó el cantautor de 79 años de edad, aclarando que su esposa ya tiene instrucciones precisas de qué hacer con su minúsculo cuerpo.

El legado musical de Manzanero se traduce en jugosos dividendos por concepto de regalías; sin embargo, el yucateco descarta cualquier disputa entre sus hijos por la herencia que deje, pues su testamento está perfectamente delineado.

“Nadie se va a pelear, todos son muy felices y le prenden una veladora a la Virgen para que yo viva más.

“Ni madres, con lo que he vivido, ¿qué le voy a temer a la muerte? Me iría feliz”, fue la pícara respuesta que dio el artista al preguntarle si le tenía miedo a la huesuda, provocando la risa de sus fans.

Asimismo, Manzanero descartó haber hablado con Joan Sebastian, tras el homenaje que la SACM le rindió al intérprete de Secreto de amor.

“¿Y para qué? Para que hablo con él si está muy a gusto, a los enfermos no se les molesta”.

El compositor se despidió, pues tenía planeado ir a un restaurante con su esposa.

“Anoche llegamos de Venezuela, todo muy bien, maravillosamente, todo el mundo está igual, los que no pasan por una cosa, pasan por otra”, concluyó el compositor.