La cantante Lucero respondió en un reciente encuentro con medios de comunicación acerca de la existencia de un catálogo sexual de actrices de Televisa en el que habría estado incluida.

“El catálogo de Televisa yo creo que no existe, nunca en mi vida he visto a alguien que tenga un catálogo de Televisa, yo creo que es una leyenda urbana. Nunca he estado en un catálogo”.

La respuesta de Lucero llegó semanas después de que en Internet circulara una imagen del supuesto catálogo con la ficha de la cantante y actriz y fechada en 1993, cuando tenía 24 años.

“Son chismes, leyendas urbanas y en eso se quedará. Creo que está muy fuera de lugar. Nada va a empeñar ni mi paz ni mi armonía ni mi equilibrio y menos un chisme de esa calañana. Se me hace una difamación, una calumnia. Ese catálogo nunca ha existido y nunca existirá”, añadió en la misma entrevista, que fue transmitida por el programa radiofónico Todo para la Mujer.

El escándalo del catálogo

El escándalo fue desatado hace un par de años en la serie documental de Kate del Castillo para Netflix titulada Cuando conocí al Chapo.

Además de ofrecer detalles de su encuentro con el narcotraficante y de su relación con Sean Penn, Kate habló de la época en que trabajaba en Televisa.

En el primer capítulo del documental explicó que durante los 12 años que trabajó en la empresa estuvo en encasillada en el mismo tipo de personaje. Y aunque le incomodaba la situación, sólo decidió dejar Televisa cuando le pidieron que acudiera a una reunión con publicistas.

La primera vez que le ofrecieron ir a uno de esos encuentros, cuando actuaba en la telenovela Muchachitas, le dijeron que tenía que ir sola -pues ella pensaba acudir con su entonces novio, el actor Ari Telch.

“Les dije, ¿sabes qué?, no, no se me antoja ir, muchas gracias. Y cuando colgué me hablaron y me dijeron: ‘¿Cómo que no vas? Casi casi me dijeron ‘no te estamos preguntando’, cuando a mí lo que me ofrecieron fue ir a entretener a unos señores que yo no conocía y me pareció de lo más bajo y nunca lo acepté”, recordó.

Kate comentó que lo que hacía Televisa era sexualizar a sus actrices. Las comidas de publicistas, eras básicamente una elegida, así ¡wow! si te invitaban… porque literalmente esas comidas eran para ofrecer a las actrices a los publicistas, que son la gente que mete el dinero en Televisa, quienes compran los tiempos de aire”.

El productor Epigmenio Ibarra confirmó en la misma producción que existía un catálogo, que era la misma televisión, en donde aparecían las actrices y se podían elegir.

La actriz Alejandra Ávalos no sólo confirmó la existencia del catálogo, sino que ofreció detalles de su funcionamiento. “A mí me hablaron para pertenecer. Yo pensé que era broma, pero fue una realidad. Era ser dama de compañía de alguien, era prestarse a pasar una noche obviamente teniendo relaciones sexuales con alguna persona”.

“Eso te permitía tener estelares más rápido, tener constante trabajo con la empresa, que nunca te sacaran de las telenovelas, que estuvieras generando dinero, te permitía tener una situación privilegiada, entrar antes a las citas con los ejecutivos de Televisa, ser su amiga, y digamos que una actriz VIP”, añadió.

En el programa Hoy de Televisa se confirmó la existencia de una catálogo y se presentó uno en donde aparecían las fotos de las actrices, pero se explicó que tiene una finalidad de prostitución.