En exclusiva para Grupo Cantón, Damiana Villa, sobrina de la gran Lucha Villa, asegura que su tía no muestra una evolución o mejoría respecto a su voz; no hay vuelta atrás, cada día habla menos:

“Lamentablemente no hay una evolución, a raíz de lo que le pasó hace 20 años con su liposucción mal hecha, y con la edad, mi tía habla cada vez menos; no hay mejoría. Los médicos no pueden hacer mucho. La buena noticia es que sigue viva y la tenemos con nosotros”, comentó.

En 1997, el cirujano Eugenio Chapa Valdez le hizo una cirugía de liposucción en Monterrey a la cantante, que se extendió por horas y se excedieron con la anestesia, por lo cual entró en paro cardiorespirtario y estuvo 11 minutos en coma; desde entonces, Lucha Villa se enfermó y dejó los reflectores porque perdió parte de la memoria y apenas podía balbucear: “Le cuesta mucho trabajo hablar, mis primas son las que dan entrevistas por ella, la cuidan mucho para que su voz no se siga afectando”, platicó Damiana.

Respecto al estado de ánimo de este ícono de la música ranchera, Damiana comentó: “Está muy bien de salud, muy tranquila. Cuando la fui a visitar a San Luis Potosí hablé mucho con ella y hasta cantamos juntas; me dio mucho gusto verla así”, declaró.