Madonna salta de nuevo a la controversia tras aceptar en una entrevista que en su juventud consumió todos los tipos de drogas “al menos una vez”, a pesar de que nunca le gustó la sensación que le provocaban estas sustancias.

“Probé todo (tipo de drogas) al menos una vez, pero en cuanto estaba colocada, me ponía a beber un montón de agua para sacarlas de mi organismo. En cuanto sentía que estaba hasta arriba, me obsesionaba con sacarlas de mí. Pensaba: ‘Bueno, ya no quiero más’”, reveló la cantante a la revista Interview.

“Todo se debe a que la gente toma drogas para conectar con Dios o con un nivel superior de conciencia. En mi caso, siempre decía: ‘Conéctame a la matriz’. Si estás colocado, consigues hacer eso, y esa es la razón por la que mucha gente toma ácido o drogas, porque quieren sentirse más cerca de Dios. Pero va a ser una conexión muy corta, y ese es el peligro de las drogas, que te dan la ilusión de estar más cerca de Dios, pero al final acaban matándote”, agregó.

Asimismo, Madonna admitió que tanto este deseo de conectar con Dios, así como su temor a la muerte, pues asegura que este mismo miedo es el que la ha llevado a “exprimir al máximo” su tiempo de vida.

“Me obsesioné con la muerte, la idea de que nunca sabes cuándo llegará, así que uno tiene que aprovechar al máximo su tiempo para exprimir a fondo la vida”, finalizó.