CIUDAD DE MÉXICO- Cuando Victoria Abril comenzó a actuar a mediados de los 70, era una época en la que aunque la libertad sexual estaba en apogeo, las oportunidades laborales para la mujer y la igualdad de género no eran algo de lo que se hablara.

En este marco y con apenas 14 años de edad, Abril comenzó una carrera de más de cuatro décadas en las que, aseguró, nunca fue acosada por algún hombre de la industria y aseveró que por eso ella no puede decir que todos los hombres son depredadores sexuales ni acosadores.

“Nunca he tenido que acostarme con nadie para hacer una película. No todos son unos cerdos”, detalló.

Aunque la actriz alaba el movimiento #MeToo, dijo que sus batallas contra el machismo las ha emprendido desde joven. “Nací en la época del Franquismo, en la que todo era difícil y ser mujer era una de esas cosas, pero en mi carrera no he vivido discriminación por ser mujer”.

Aunque en 1994 Victoria probó suerte en Estados Unidos con la cinta Jimmy Hollywood, del director Barry Levinson, indicó que no le quedaron ganas de hacer una carrera en aquella industria, ya que todo es muy mecánico, incluso explicó que de haber sido estadounidense, ella jamás hubiera sido actriz.

“Estados Unidos me aburre mucho, filmar en Hollywood no me gustó. Estuve tres meses y ha sido de las veces que más me he aburrido en mi vida. Hay poca accesibilidad en el plato y ahí se come muy mal”, añadió.